27 de mayo de 2017 Última actualización 10 de may, 2017 - 11:56
Leído 4777 veces
Valora este artículo
(1 Votar)

Hoy en día nacer ha dejado de ser algo natural. En las sociedades actuales a los adultos se nos hace creer que dar a luz es difícil, complicado, muy doloroso e incluso peligroso; nadie duda que en ocasiones lo es pero tal vez estemos olvidando la naturalidad del acto y la importancia que tiene que la madre sea un sujeto activo en el momento en que su hijo ve por primera vez la luz.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) alerta del excesivo número de cesáreas que se practican en los países desarrollados, olvidando que es una intervención quirúrgica no exenta de complicaciones y que hay que dar prioridad a los partos vaginales. Además en el informe sobre Los cuidados en el parto normal de 1999 recomienda el uso del agua en el parto entre los métodos no invasivos para aliviar el dolor.

El parto acuático o parto en el agua se considera una técnica moderna, pero existen muchas culturas que lo han usado en momentos difíciles de la parturienta, como las poblaciones pigmeas del Congo o tribus de la Amazonia peruana. El primer parto acuático de la modernidad data en 1803 en Francia.

El médico Michel Odent fue uno de los primeros en proponerlo, ofrecía una tina con agua caliente a la parturienta, de este modo Odent le proporcionaba a la mujer que daba a luz su propio modo de hacerlo, dejándola que se guiase por sus instintos.

El procedimiento normal es que la embarazada se sumerja en una tina de agua caliente que oscila entre los 34 y 37 grados. El agua caliente alivia el dolor, calma y relaja a la futura madre, ayudando a ablandar los tejidos perineales. Facilita que la madre se deje llevar y que el parto siga su curso, haciendo que pueda sentir los instintos naturales que la guiarán durante todo el proceso. El momento en el que la madre debe introducirse en el agua suele ser cuando ha dilatado 5 centímetros aunque siempre hay que valorar cada situación en concreto.

Los beneficios del parto en el agua para la madre son obvios, parece que el más importante es tener menos dolor en un parto natural sin tener que recurrir a fármacos pero ¿cuáles son los beneficios para el bebé?. Elegir un parto natural en el agua debe tener una base orientada hacia el bienestar del bebé. Nacer en el agua es un proceso menos traumático debido a que antes de nacer, durante sus primeros nueve meses de vida, el bebé vive en un mundo acuático, sumergido en el líquido amniótico y así el paso de una vida acuática a una vida terrestre y seca no es brusco ni violento, si no que es un proceso progresivo. Existe una continuidad entre el agua de la madre y el agua en el que se ha inmerso, como si nunca hubiese salido de ella.

Tienen pulmones pero aún no los usan porque adquieren el oxígeno que necesitan a través del cordón umbilical, comenzarán a funcionar por vía refleja cuando se corte el cordón, por ello no nos tiene que preocupar que el bebé pueda ahogarse cuando esté sumergido en el agua. Además los bebes durante sus primeros meses de vida poseen lo que se denomina “reflejo de inmersión” que les impide tragar cualquier sustancia mientras la cabeza no sale del agua.

Existe una investigación que se llevó a cabo con una población muestra de niños de 4 a 10 años nacidos en el agua de la que se concluyó que estos niños son mas extrovertidos, comunicativos y optimistas en un 70% más que los niños nacidos en partos convencionales. Para los médicos la explicación se basa en que el primer empuje en el momento del nacimiento no fue el de la gravedad, que es violento y hacia abajo, sino el del agua, que es envolvente y hacia arriba.

Según Barbara Harper fundadora del Servicio Internacional de Parto en Agua “El parto en agua forma parte más de una filosofía de no intervencionismo que de una forma de dar a luz. El parto en agua combina la psicología, la filosofía, la tecnología, las humanidades y la ciencia.

Si deseas llevar tu parto mediante este método debes cerciorarte de que es posible para tu caso, para ello tu ginecóloga y matrona valorarán que su embarazo es normal, que no padeces infecciones, hipertensión u otras enfermedades que podrían suponer un riesgo para ti o tu bebé.

Actualmente no está disponible ni al alcance de todos ya que no está respaldada por la Sanidad Pública excepto en La Coruña, Pontevedra, Valencia y Málaga en cuyos centros ofrecen bañeras especiales para la realización de partos con este método.

ElHerbolario.com

Esta revista digital es un espacio de información basada en enfoques alternativos sobre salud y bienestar.
Nuestros contenidos son propios y originales, si deseas compartirlos, cítanos como fuente.
El Herbolario.com no promueve la auto-medicación, no pretende sustituir las opiniones de profesionales específicos a cada área, ni sus diagnósticos ni tratamientos.
Ante cualquier duda, consulta con tu médico especialista.
Por favor, utiliza esta información de manera responsable.
Gracias por seguirnos.

Website: www.elherbolario.com Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En nuestra ecotienda:

  • Comprar Drenabe PLUS, para la retención de líquidos
  • Comprar Detox, superalimento
  • Comprar aceite de Ricino para las pestañas
  • Comprar Vitamina C
  • Citrato de Magnesio
  • Comprar Reishi
  • Spirulina
  • Comprar Colageno liquido
  • Comprar Alga Fucus
  • Comprar Arandano Azul

Más artículos

Mi experiencia en el endocrino: com…

El endocrino es es el médico e...

¿Sabes en qué consiste la apicultur…

Uno de los tantos regalos mara...

¿Sabes dónde están los músculos de …

Muchas mujeres tienen una idea...

El sexo de las plantas

La sexualidad de las plantas e...

Noni, la realidad del fruto de la r…

Dese 2008 aproximadamente el j...

Si te gusta este portal, dale al "me gusta"... ¡gracias!