23 de marzo de 2017 Última actualización 5 de dic, 2016 - 19:41
Leído 8735 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Muchas veces hemos escuchado aquello de “bloqueo energético”, sin haber recibido una definición concreta de lo que esto significa. Esto se debe a que actualmente no existe ninguna definición científica, no porque se trate de una patraña, sino porque la ciencia ha hecho poco por ocuparse de este tipo de ideas. Sin embargo, aunque actualmente no existe una definición científica de este término, sí se puede dar una definición funcional o incluso una definición sintomática partiendo de la idea indiscutible de que el cuerpo y la mente forman parte de un todo.

El cuerpo sin la mente no es más que un magnífico pero inútil conjunto de materia, mientras que la mente sin el cuerpo en principio es imposible de concebir (o al menos muy difícil). Así que somos un todo físico y mental formado por estas dos caras de una misma moneda. Siguiendo en esta línea, tampoco cabe duda que la parte mental está formada, influenciada y moldeada por distintas fuerzas invisibles y difícilmente medibles llamadas pensamientos, recuerdos, emociones, sentimientos y sensaciones.

Todo ese conjunto de cosas intangibles que conforman nuestro yo psicológico-emocional-mental. Dada esta dualidad, podemos definir un “bloqueo energético” como la acción de toda aquella fuerza invisible (tensión psíquica o emocional, si se prefiere este término) que produce algún tipo de reacción negativa sobre nuestra parte física/mecánica/material.

La kinesiología es una terapia manual y corporal cuyo objetivo es deshacer estos bloqueos energéticos actuando sobre los aspectos psicoemocionales del paciente. No se trata de un concepto moderno sino por el contrario de una idea que lleva fraguándose durante mucho tiempo dentro del mundo de las terapias llamadas alternativas.

El primer tratado de kinesiología del que tenemos referencia data de 1943, editado por la Sociedad Argentina de Medicina Física, y sus ideas y técnicas han ido evolucionando y poniéndose a punto durante los últimos 60 años, sobre todo en Estados Unidos.

Tiene raíz común en la quiropráctica, técnica nacida a finales del siglo XIX y en la acupuntura, cuya antigüedad es más que reconocida.

La idea es sencilla: se trata de llegar hasta la causa de un problema tratando de recuperar el trauma que lo ha causado y que con el tiempo ha sido olvidado pero subyace latente en forma de dolencia física. Sin embargo, es importante tener en cuenta que cuando se trata de la psique, el individuo por naturaleza puede ser escurridizo, olvidadizo, vergonzoso e incluso mentiroso (¿acaso alguna vez no nos hemos engañado a nosotros mismos respecto a un trabajo o una pareja?). Así que ¿cómo es posible llegar a la raíz de un problema si sabemos que el sujeto puede estar implicado directamente en su propia dificultad y no ser sólo una víctima inocente de la fatalidad?.

La kinesiología no pretende llegar a lo más profundo de nuestra psique a través de la charla distendida (como haría un psicoanalista, por ejemplo), sino que se vale de simples tests musculares en puntos reflejos que guían al terapeuta permitiéndole remontar en sentido inverso el proceso psicosomático hasta su origen. Estos tests musculares detectan la calidad de la movilidad y no la fuerza muscular, son indoloros y se practican en los músculos sanos en diferentes zonas del cuerpo que tienen una correspondencia directa con los meridianos de la acupuntura.

De esta forma utilizamos nuestro cuerpo como un barómetro viviente. Gracias a las sutiles respuestas que da nuestro cuerpo a los tests podemos medir nuestro estado interior. El cuerpo sencillamente reacciona, no miente. Tras la observación de las respuestas sutiles y precisas del cuerpo se puede establecer un diagnóstico bastante preciso de las disfunciones de una persona y a partir de ahí, actuar en consecuencia. Por poner un ejemplo básico, si hablamos de “placer”, o “amor”, la respuesta de -digamos- un brazo al test será fuerte puesto que esas palabras tienen un efecto positivo, sin embargo si hablamos de “muerte”, “odio” o “guerra”, el tono muscular se debilitará debido a la influencia negativa de estas palabras. Por tanto el principio base de la kinesiología establece que el tono muscular se debilita en cuanto alguna cosa nos perturba (en cualquier plano, ya sea estructural, bioquímico o psicológico) y se fortalece cuando el efecto del test resulta positivo para ese individuo. Una vez encontrada la causa del problema la solución se puede plantear desde diferentes ángulos resultando generalmente de una sinergia de tres enfoques:

  • Nivelaciones energéticas sobre las bases de la medicina china.
  • Coordinación y sincronización de los hemisferios cerebrales izquierdo y derecho por movimientos de los miembros.
  • Disociación del estrés por maniobras que aplican los conceptos de la neuropsicología y que utilizan los receptores sensoriales según los principios del control y el dominio.

Un punto importante a destacar de la kinesiología es que, a diferencia de otro tipo de terapias, en este caso el paciente toma parte activa en su curación ya que éste oye, ve y siente los tests que se le hacen y las respuestas de su cuerpo, lo que le permite realizar sobre sí mismo sorprendentes e instructivos descubrimientos. No está sometido a ninguna relación de poder o subordinación, como ocurre en otras técnicas en las que el terapeuta se hace cargo completamente del paciente.

En kinesiología la toma de conciencia es permanente y el objetivo es devolver al paciente la autoridad sobre sí mismo, la confianza en su capacidad para autocurarse.

ElHerbolario.com

Esta revista digital es un espacio de información basada en enfoques alternativos sobre salud y bienestar.
Nuestros contenidos son propios y originales, si deseas compartirlos, cítanos como fuente.
El Herbolario.com no promueve la auto-medicación, no pretende sustituir las opiniones de profesionales específicos a cada área, ni sus diagnósticos ni tratamientos.
Ante cualquier duda, consulta con tu médico especialista.
Por favor, utiliza esta información de manera responsable.
Gracias por seguirnos.

Website: www.elherbolario.com Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Más en esta categoría: Chakras y Salud »

En nuestra ecotienda:

  • Comprar Drenabe PLUS, para la retención de líquidos
  • Comprar Detox, superalimento
  • Comprar aceite de Ricino para las pestañas
  • Comprar Vitamina C
  • Citrato de Magnesio
  • Comprar Reishi
  • Spirulina
  • Comprar Colageno liquido
  • Comprar Alga Fucus
  • Comprar Arandano Azul

Más artículos

Aromaterapia

Para explicar en qué consiste ...

Ayúrveda, equilibrio energético ent…

Recientemente ha tomado import...

La gayuba

La gayuba (Arctotaphylos uva-u...

Descubre la Terapia Indiba

¿Qué es la tecnología indiba? ...

Si no compras a tus amigos, no comp…

Vivimos en una sociedad tan en...

Si te gusta este portal, dale al "me gusta"... ¡gracias!