18 de noviembre de 2017 Última actualización 6 de oct, 2017 - 09:47

Ley de Perros Potencialmente Peligrosos, 13 Años de Injusticia

Publicado en mundo perruno
Leído 2183 veces
Valora este artículo
(2 votos)

¿Qué es la Ley PPP? Es la forma coloquial de nombrar el Real Decreto 287/2002 del 22 de Marzo, por el que se desarrolla la Ley 50/1999 del 23 de Diciembre, sobre el régimen jurídico de la tenencia de animales Potencialmente Peligrosos. Este Decreto se detalla en el BOE del 27 de Marzo de 2002.

Con esta Ley, se intentó dar solución al problema de los ataques de perros a personas. Se copió básicamente la Ley que se había aplicado en otros países como Francia u Holanda, para intentar poner fin a los ataques que se venían produciendo y que, desgraciadamente, en algunas ocasiones terminó con el fallecimiento de personas.

En este artículo, voy a intentar explicar las razones reales que llevaron a la redacción de esta Ley, el procedimiento que se siguió a la hora de consultar expertos en el mundo canino y las consecuencias que han tenido lugar desde su aplicación, hace ya trece años.

Con esta Ley, se intentó dar solución al problema de los ataques de perros a personas. Se copió básicamente la Ley que se había aplicado en otros países como Francia u Holanda, para intentar poner fin a los ataques que se venían produciendo y que, desgraciadamente, en algunas ocasiones terminó con el fallecimiento de personas.
En este artículo, voy a intentar explicar las razones reales que llevaron a la redacción de esta Ley, el procedimiento que se siguió a la hora de consultar expertos en el mundo canino y las consecuencias que han tenido lugar desde su aplicación, hace ya trece años.

Antecedentes

Todo comenzó en los años finales de la década de los años 90. Como por arte de magia, empezaron a surgir casi semanalmente, noticias relacionadas con ataques de perros a personas. En muchos de ellos, las víctimas eran niños y ancianos. Y, lamentablemente, algunos de ellos tuvieron consecuencias fatales para las víctimas de esos ataques. De la noche a la mañana, todo el mundo hablaba en la calle de los “pirbul”, de los “rorguaile” y de lo peligrosísimos que eran esos perros. Eran perros asesinos. Capaces de ejercer con sus mandíbulas, fuerzas de varios miles de toneladas por centímetro cuadrado y con la habilidad de bloquear la mandíbula y ser incapaces de soltar la presa aunque quisieran (ironic mode on). Los medios de comunicación vieron un filón de noticias sensacionalista, que suponían un aumento de audiencias y venta de periódicos. Lo primero que hacían cuando había un ataque de perro a alguna persona, era hacer mención al término “Pitbull”. ¿Era un perro fuerte? Entonces era un Pitbull. ¿Era un mestizo? Entonces era un Pitbull. ¿Era un perro enorme? Entonces era un Pitbull. ¿Era un perro con las orejas cortadas? Entonces era un Pitbull….. Si el perro era de raza indeterminada o no muy conocida o parecido a un perro de presa, el culpable invariablemente era un Pitbull. Bajo ese término, se calificaron Boxers, Dogos, Dogos Argentinos, Labradores Retriever, American Staffordshire Terriers, Staffordshire Bull Terriers, Bull Terriers, Bracos, Cane Corsos, Presas Canarios, Ca de Bou, Alanos, etc., etc., etc. De hecho, muchísimas veces, ni siquiera el nombre de la raza a la que hacían mención en sus artículos, estaba bien escrito. Lo que evidencia aún más, que no importaba nada contrastar la noticia o intentar ser imparciales y rigurosos, y no crear juicios previos. Para un amante de los perros, era muy incómodo leer que los culpables eran el Rorwailer, Stadforshire, Stanforshire, Pitbul, Stanford Pitbul, Doverman, Stadford, etc. ¿Tan complicado era informarse cómo se escribe el nombre de una raza de perro? Pues parecía (y sigue pareciendo) que sí. Pero esto era secundario. La idea era crear alarma social y auténticos “expertos” sobre perros en las tertulias de bares, cafeterías, parques y oficinas.
La gente que hablaba del Pitbull, no había visto uno en su vida. Pero comentaban con una enorme vehemencia, la necesidad de exterminar esa raza asesina y maldita.

Sin embargo, los ataques eran (y son) una realidad. Y la prensa se hacía eco de ello constantemente:

Un rotweiler causa heridas graves a un niño de cuatro años en Sevilla
La abuela del herido señala que el perro había protagonizado peleas con otros animales. -Esta raza se encuentra entre las denominadas 'potencialmente peligrosas' por el Gobierno
EFE Sevilla 2 ABR 2002 - 00:00 CET

Un bebé de una semana, muy grave tras ser atacado por los dos perros de su familia
El bebé evoluciona favorablemente tras ser intervenido quirúrgicamente
AGENCIAS Figueres / Barcelona 12 JUN 2001 - 00:00 CET

Un perro de ataque mata a un niño de cuatro años en Mallorca
Francia aprobó en 1998 una ley para exterminar a los pit-bull
ANDREU MANRESA Palma de Mallorca 30 ENE 1999

Un perro pitbull stadford mata a dentelladas a una mujer en Las Palmas
La cría de estos animales está prohibida en algunos países europeos
MARTA CANTERO Las Palmas de Gran Canaria 5 SEP 1998


Por si fuera poco, la prensa rosa entró también en juego, cuando el hijo de Ana Obregón, fue atacada por un Rottweiler en el jardín de un chalé al que entraron.

Un rottweiler hiere al hijo de Ana Obregón
F. JAVIER BARROSO Madrid 26 SEP 1999
Un perro de raza Rottweiler atacó el viernes por la tarde a Alessandro Lecquio Obregón, de siete años, el hijo de la presentadora Ana García Obregón y de Alessandro Lecquio, cuando visitaba una casa en venta en la urbanización de La Moraleja de Alcobendas (Madrid).

Esto dio lugar a numerosos programas del corazón, en los que la Sra. Obregón o el Sr. Lequio, se dedicaron a vilipendiar no sólo a la raza Rottweiler, sino a todas las razas de perros que ellos consideraban “armas mortales”. Fue un circo en el que se frivolizó hasta con el tamaño de la herida que le produjo el perro al niño. Que si entraba una pelota de tenis en el boquete que le había hecho, que si era del tamaño de una canica, que si se le veía el hueso, que si le atravesó de lado a lado el brazo,…. Todo un espectáculo que la gente de este país (ávida consumidora de ese tipo de programas), se tragó y creyó a pies juntillas.
Tras esta “avalancha inaudita” de ataques a personas por parte de perros y la enorme alarma social creada por los medios de comunicación, las autoridades se vieron obligadas a tomar cartas en el asunto. Pero una de las consecuencias de que la alarma social se haya implantado ya en la calle, es que esta no consiente un estudio concienzudo y detallado del problema, para encontrar así la solución más adecuada. Lo que pide es una actuación inmediata por parte de las Administraciones, más aún cuando los alarmados ciudadanos son potenciales votantes. La masa alarmada por los medios NECESITA inmediatamente ser capaz de identificar qué es un Pit Bull o un Stafford o cualquier otro “perro asesino”, para poder apartarse de su camino o alejarse. Es imperioso mostrar a la sociedad fotos de estas “armas de cuatro patas”, para que sepan reconocerlas.

Sospechosos Habituales

Estas son las ocho razas de perros, señaladas como Potencialmente Peligrosas por la Administración: Pit Bull Terrier, Staffordshire Bull Terrier, American Staffodshire Terrier, Rottweiler, Dogo Argentino, Fila Brasileiro, Tosa Inu y Akita Inu.

Adicionalmente a la publicación de la Ley con estas ocho razas consideradas potencialmente peligrosas, se añadió un anexo en el cual se describían unas características que hacían que cualquier perro que las cumpliera, fuera considerado Potencialmente Peligroso aunque no fuera un perro de las razas señaladas. Este anexo implica que prácticamente la totalidad de perros de más de 20 kg y con el pelo corto, podrían ser catalogados como Potencialmente Peligrosos.

¿Cómo se redacta esta Ley?

El Gobierno español, lógicamente, solicitó consejo para intentar solucionar el problema de los ataques. El error fue no solicitarlo a las personas adecuadas. Estas elaboraron una lista de razas de perros potencialmente peligrosos, que no tenía ningún criterio científico, ni siquiera estadístico con las razas que protagonizaban más ataques a personas. Se señalaron ocho razas de perros, como si ellas fueran las que provocaban todos los ataques en España, y además se dio libertad para que cada autonomía añadiera las razas que considerara oportunas. Un detalle de la torpeza a la hora de señalar a esas ocho razas en concreto, se da al percatarse de que razas como el Tosa Inu, son prácticamente anecdóticas en nuestro país. Teniendo en cuenta que la Ley se comenzó a aplicar en 2002, es muy interesante descubrir que en el año 2000, se inscribieron CINCO ejemplares en toda España en la RSCE (Real Sociedad Canina de España). En el año 2001, no se inscribió NINGUNO.

Otro ejemplo es que en cuanto al Akita Inu, en el año 2001 se inscribieron CUARENTA Y TRES ejemplares. En el año 2002, lo hicieron CINCUENTA Y CINCO ejemplares en todo el territorio nacional.

¿Qué sentido tiene incluir estas dos razas en un listado, que se supone que indica las razas que están provocando problemas en la sociedad española, cuando apenas había ejemplares rondando por nuestra geografía? Ninguno. Pero eso no era lo importante. Lo importante era encontrar un chivo expiatorio para tener satisfecho al electorado. Eso es lo que necesita la gente alarmada y asustada. Uno o varios culpable claros, que les haga sentirse seguros por ser capaces de reconocerlos por la calle. El problema es que el listado se hizo sin tener en cuenta las estadísticas sobre ataques de perros a personas.

Como modelo, se utilizó la Breed Specific Legislation (o BSL) de Gran Bretaña, de 1991. En ella, incluso se llegó a exigir por ley la castración sistemática de todos los American Pitbull Terrier y la prohibición de tenencia de esa raza de perro, lo cual la llevaría a la extinción en unos 15 años. Como dato curioso y que nuevamente muestra el interés de unos pocos por encima de la lógica y la razón, también en el Reino Unido, razas como el Bull Terrier, el Staffordshire Bull Terrier o el Bullmastiff (razas británicas), no fueron incluidas en la lista ni en la prohibición de tenencia. Aquí en España, por fortuna, no se llegó tan lejos y no se exigió la esterilización de los perros de ciertas razas, ni la prohibición de su tenencia. Se pensó que la normativa que iba a entrar en vigor, disuadiría a la gente a adquirir perros de esas determinadas razas, por el hecho de tener que cumplir muchos requisitos tales como tener que registrarlo, tener que superar un test psicotécnico, la obligatoriedad de un seguro de responsabilidad civil por valor de 150.000€, la obligatoriedad de sacar a pasear a esos perros con correa y con bozal y no poder soltarlos nunca, además de tener que aguantar los comentarios de la gente por la calle, diciendo que eso era un “perro asesino”. Un detalle más de la precipitación en la Ley PPP, fue el hecho de que la gente que tenía uno de esos perros, no pudo tenerlos legalmente hasta pasado mucho tiempo, ya que los Organismos Oficiales no estaban preparados para el registro de esos perros, ni para dar validez a los test psicotécnicos. Además, pese a haber incluido ya ocho razas de perros en esa lista, cada Comunidad Autónoma tuvo la libertad de añadir las razas que considerara oportunas. Así, en la Comunidad de Madrid por ejemplo, se mantienen las ocho razas de la Ley PPP. Pero en Cataluña por ejemplo, incluyen además al Bullmastiff, el Dogo de Burdeos, el Mastín Napolitano, el Dobermann y el Presa Canario. En Galicia, además de las ocho razas iniciales, incluyen al Bullmastiff, al Dobermann, al Presa Canario, al Ca de Bestiar, al Mastín Napolitano, al Dogo de Burdeos y al Dogo del Tíbet.
Se dijo en su momento, que esta Ley también serviría para poner fin a espectáculos lamentables como las peleas de perros, en las que suelen participar perros de estas razas, ya sean como combatientes o como sparrings.
Los artículos en prensa sobre peleas de perros, ataques a personas y Ley PPP, han ido de la mano desde entonces.

La prensa en España se ha hecho eco de 29 víctimas mortales desde el año 1991 hasta el año 2010, provocadas por ataques de perros:
- Octubre de 1991. Un bebé de 20 días muere por las mordeduras de un Perdiguero.
- Abril de 1992. Una niña de dos años fallece por el ataque de un Dobermann.
- 09 de Enero de 1993. Un niño de 6 años muere por el ataque de un Boxer.
- 06 de Septiembre de 1995. Una niña de 13 años fallece por el ataque de un Dobermann.
- 09 de Octubre de 1995. Un hombre de 65 años muere por el ataque de dos perros Staffordshire Bull Terrier.
- 27 de Enero de 1998. Una mujer de 73 años fallece atacada por perros mestizos asilvestrados.
- 04 de Junio de 1998. Una mujer de 60 años muere por el ataque de dos perros mestizos de Mastín.
- 03 de Septiembre de 1998. Una mujer de 53 años muere por el ataque de un Pitbull.
- 29 de Enero de 1999. Un niño de cuatro años muere por el ataque de un Dogo Argentino.
- 22 de Julio de 1999. Una niña de tres años muere atacada por un Rottweiler.
- 18 de Marzo de 2000. Una niña de 20 meses fallece por el ataque de un “Stafford”.
- 28 de Junio de 2000. Un hombre de 79 años muere por el ataque de un Husky Siberiano.
- Noviembre de 2001. Un hombre de 52 años muere por el ataque de un Pastor Alemán.
- 09 de Marzo de 2002.Un hombre de 81 años muere por el ataque de tres perros mestizos.
- 15 de Octubre de 2002. Un hombre de 29 años muere por el ataque de dos mestizos de Mastín y Rottweiler.
- 09 de Septiembre de 2003. Un hombre de 30 años fallece por el ataque de tres Mastines Napolitanos.
- 16 de Noviembre de 2003. Un bebé de 20 meses muere a consecuencia de las mordeduras de un Dogo Alemán.
- 03 de Julio de 2004. Un hombre fallece por el ataque de un Pitbull.
- 13 de Agosto de 2004. Una niña de cuatro años muere al ser atacada por dos perros, un Ca de Bestiar y un mestizo de Boxer y Pastor Belga.
- 06 de Junio de 2005. Una niña de dos años fallece en Sitges a consecuencia de las graves heridas producidas por un perro de raza Akita Inu.
- 08 de Junio de 2006. Una mujer de 50 años fallece por el ataque de un American Staffordshire Terrier.
- 31 de Enero de 2007. Un hombre de 79 años falleció por el ataque de tres Pitbull.
- 05 de Diciembre de 2007. Un hombre de 40 años fallece por el ataque de un Mastín.
- 28 de Abril de 2009. Un hombre de 94 años falleció por el ataque de su perro mestizo.
- 17 de Agosto de 2009. Un hombre de 65 años fallece por el ataque de un Akita Inu.
- 15 de Mayo de 2010. Un niño de dos años falleció por el ataque de un Pitbull.
- 07 de Junio de 2010. Un niño de tres años falleció por el ataque de un Pitbull.
- 23 de octubre de 2010. Dos indigentes fallecieron al sufrir los ataques por parte de algunos de los 20 perros mestizos que tenían.
- 19 de Noviembre de 2010. Un hombre de 55 años fallece a causa del ataque de un Mestizo de Rottweiler con Pitbull y un Rottweiler.

Un estudio llevado a cabo por el Centro de Control de Enfermedades de Atlanta en Estados Unidos, estableció un seguimiento de casos mortales por ataques de perros desde 1979 hasta 1996, clasificándolos por razas:

- Veintinueve muertes por ataque de Rottweiler
- Diecinueve muertes por ataque de Pastor Alemán
- Catorce muertes por ataque de Husky Siberiano
- Doce muertes por ataque de Alaskan Malamute
- Ocho muertes por ataque de Dobermann
- Ocho muertes por ataque de Chow-Chow
- Seis muertes por ataque de Dogo Alemán
- Cinco muertes por ataque de Labrador Retriever
- Cuatro muertes por ataque de Akita Americano
- Cuatro muertes por ataque de San Bernardo
- Tres muertes por ataque de American Pit Bull Terrier
- Tres muertes por ataque de Collie
- Tres muertes por ataque de Boxer
- Tres muertes por ataque de Bulldog Inglés
- Dos muertes por ataque de Perros de Caza
- Una muerte por ataque de West Highland White Terrier
- Una muerte por ataque de Golden Retriever
- Una muerte por ataque de Cocker Spaniel
- Cincuenta y siete muertes por ataques de cruces indefinidos

Según un estudio realizado por la Universidad Médica de Graz, en Austria, los Pastores Alemanes son los perros que han protagonizado mayor número de ataques a niños entre 1994 y 2003. En este período se analizaron los 341 casos de ataques de perros a menores. Estos cometieron el 34% de las agresiones, pese a que sólo representaban el 12% del censo de perros en la región de Graz. Este estudio arrojó datos interesantes, al aparecer razas de perros que la opinión pública jamás diría que son protagonistas de ataques por encima de la media a niños, como los Spitz, los Pequineses, los Daschshund, los Schnauzer, los Collies o los Galgos, además de los Dobermann.
Los datos que arrojan estos y otros estudios realizados en todo el mundo, ponen de manifiesto que la raza no es lo más importante a la hora de señalar un perro como Potencialmente Peligroso. Propietarios inadecuados, mala educación y socialización de los animales, descuidos por parte de los adultos en la supervisión de los niños, abandono y posterior asilvestramiento de los perros, fomento de la agresividad, adiestramientos poco profesionales, etc., son algunos de los conceptos que deberían tenerse en cuenta a la hora de señalar un perros como tal. Si la raza fuera lo realmente importante, el Pastor Alemán sería el primer perjudicado. Pero no es así. La gente a la que se consultó en España (casualidad o no, muy involucradas en la cría y exposiciones de Pastor Alemán) para tratar el tema de la Ley PPP, se encargó de ello. Desgraciadamente, hasta en una situación así, los intereses particulares de unos pocos, primaron sobre la necesidad de adoptar unas medidas realmente eficaces para solucionar el problema.

La Ley de Animales Potencialmente Peligrosos hoy

A día de hoy, numerosos países que adoptaron una ley similar en cuanto a la tenencia de Perros Potencialmente Peligrosos, han recapacitado y las han abolido, al darse cuenta que esas leyes no han ayudado en absoluto a disminuir los ataques de perros a personas, como en Holanda, Italia y Alemania.
España es una excepción y la Ley se sigue aplicando cada vez con más dureza. Se ha llegado a dar el caso de sancionar al propietario de un cachorro de American Staffordshire Terrier ¡DE TRES MESES DE EDAD!, por pasear junto a su dueña sin bozal. España nunca ha sido un país civilizado en cuanto a la tenencia de perros se refiere. No hay más que asomarse a cualquier parque de cualquier ciudad, y se podrá comprobar que el 95% de los perros que hay por ahí están sin adiestrar, no obedecen, molestan a los demás usuarios de parque, etc. Si además vemos que gran parte de esos perros sin educar o sin socializar, son perros de los considerados Potencialmente Peligrosos, nos daremos cuenta de que esta Ley no tiene pinta de ser abolida en un tiempo relativamente corto. Se da el hecho que además, razas como el American Staffordshire Terrier, el American Pit Bull Terrier, el Staffordshire Bull Terrier, el Bull Terrier, el Presa Canario y el Dogo Argentino, están cada vez más “de moda”. Muchísima gente adquiere ejemplares de estas razas por este motivo, al igual que hoy en día se pueden ver Bulldogs Franceses por todas partes. Gran parte de la gente que adquiere un perro considerado Potencialmente Peligroso, ni ha tenido perro anteriormente en su vida, ni tiene unas nociones mínimas de educación canina, ni conoce las obligaciones a las que están sometidas estas razas, o lo que es peor, si las conoce le importan un pimiento. Esto unido a la imagen y sensación de fuerza que transmite caminar con uno de estos perros, crea un caldo de cultivo en ciertos ámbitos sociales, en el que la aparición de un accidente es sólo cuestión de tiempo. Desde que se implantó esa Ley, los refugios para perros abandonados experimentaron un aumento exponencial de este tipo de perros. Hay mucha gente que adquiere perros y luego se dan cuenta de la enorme responsabilidad que eso conlleva. Más aún cuando se trata de uno de estos perros, los cuales si bien no dejan de ser perros, sus capacidades físicas los hacen ser excepcionalmente fuertes y todos los pasos de socialización, educación y adiestramiento, se convierten en primordiales. Por desgracia y salvo honrosas excepciones, en España sólo se suele llamar a un educador canino cuando hay un problema. En numerosos casos, los perros han sido abandonados o entregados a estos refugios, o bien por miedo a ser sancionados, o bien por considerarse incapaces de controlar al perro, o bien por no querer gastarse el dinero en contratar a un profesional que pudiera corregir el problema de conducta del mismo.
En Murcia, Sanidad comenzó hace algo más de un año a confiscar los perros potencialmente peligrosos que carecen de licencia, acompañándolo además de unas sanciones económicas que oscilan entre los 2.400 y los 15.000€. Se supone que estas medidas se tendrían que haber tomado desde el principio de la aplicación de esta Ley, pero se está llevando a cabo desde mayo de 2014, trece años después de su implantación. Esta dejadez por parte de las Administraciones a la hora de comprobar que la Ley se estaba cumpliendo, ha provocado que muchísima gente no haya sentido preocupación alguna al adquirir uno de estos perros y no tramitar la documentación pertinente.

En cuanto a la idea peregrina inicial de que esta Ley ayudaría a acabar con el negocio de las peleas de perros, la realidad ha vuelto a demostrar que las medidas tomadas con prisas y sin consultar a las personas adecuadas, no sirven de nada. Como es lógico, la gente que se dedica a pelear a sus perros, no van a registrar sus animales. No van a sacarles un seguro. No les van a poner un chip. No los sacan a pasear por los parques por donde va todo el mundo. A esa gente no le preocupa esta Ley, ni ninguna otra. Primero porque el código penal es muy permisivo en estos casos. Y segundo porque es muy difícil dar con esta gente y con sus perros luchadores. Es una mafia muy bien organizada y no anuncian sus “espectáculos” a los cuatro vientos. No los realizan en lugares públicos. Las cantidades de dinero que se mueven son elevadas. El secretismo es tal, que en realidad, muy poca gente ha visto un American Pit Bull Terrier de verdad. Lo que se ve por las calles, son American Staffordshire Terriers, Mestizos de Pit Bull, American Bullys, etc. Todo el mundo tiene en mente la imagen de un Pit Bull, como un perro de unos 30 o 40 Kg, con un pecho muy ancho, cabeza enorme con músculos maseteros super desarrollados, etc. La realidad tiene poco que ver. El American Pit Bull Terrier de verdad es un perro pequeño (de unos 15 a 20Kg). Son delgados y muy fibrosos, con una definición muscular excepcional. Las cabezas no son tan enormes y masivas como en un American Staffordshire Terrier. Esos perros los cría esa gente exclusivamente para combatir. Nada más. Estos combates no tienen nada que ver con las peleas de perros que provocan los típicos macarrillas de barrio, en cualquier descampado. Una vez más, se pone de manifiesto la ineficacia de esta Ley para controlar este grave problema de maltrato animal y apuestas ilegales.

Resultados Obtenidos Desde su Aplicación

Como he indicado en la relación de ataques mortales a personas desde el año 1991 hasta el año 2010, podemos apreciar que en los primeros diez años (justo hasta la entrada en vigor de esta Ley), se produjeron doce víctimas. Desde que se aplicó la Ley en 2001 hasta 2010, se han producido diecisiete víctimas mortales. Sólo este dato es indicativo de la ineficacia de esta Ley para tratar el problema.
Como ya he mencionado anteriormente, los resultados aplicados para la desaparición del negocio de las peleas de perros, han sido nulos.
Entonces ¿qué se ha conseguido con esta Ley en los últimos trece años? Lo que se ha conseguido es una sociedad racista hacia unos perros concretos. Lo que se ha conseguido es que la gente que trata de buscar su realización personal y supuesta superioridad, a través de la imagen que transmite su perro, hayan encontrado su compañero perfecto. Sólo por el hecho de tener un perro que está catalogado como peligroso y pasear de la correa uno de estos animales tan fuertes y atléticos, hace que mucha gente de un nivel social y educativo mediocre, hayan optado por adquirir estas razas. Lo que se ha conseguido es que los refugios se llenen de este tipo de perros, los cuales son mucho más difíciles de dar en adopción, por la obligatoriedad de tener que sacar la licencia, el seguro y el registro. Lo que se ha conseguido es dar material sensacionalista a la prensa amarilla. Lo que se ha conseguido es que se pongan de moda este tipo de perros, y ya sabemos lo que ocurre con los perros que se ponen de moda. Hay infinidad de propietarios de estos perros, que ni siquiera saben escribir correctamente el nombre de la raza de su perro, con lo que es absurdo pensar que puedan conocer algo de las aptitudes y actitudes características de la misma.
En resumen, esta Ley no ha servido para nada bueno. El número de perros de razas consideradas potencialmente peligrosas, sigue en aumento. Los ataques mortales siguen en aumento. Las mordeduras sin consecuencias fatales siguen en aumento. Las peleas de perros se siguen produciendo. La gente que tiene a estos perros ilegalmente sigue en aumento (aunque también se ha incrementado el número de solicitudes de licencias). Incluso muchos de los propietarios de otras razas de perros, se han vuelto racistas contra esas razas de perros. ¿Puede haber algo más absurdo? Si nos paramos a pensarlo detenidamente, no es tan descabellado, teniendo en cuenta la incultura canina generalizada que se da en España.

Una Opción más Lógica y Justa

Para atajar este problema de ataques (mortales o no) de perros a personas, tenemos que tratarlo de raíz. Esto no es un problema de ciertas razas de perros peligrosas. Es un problema de educación, respeto y concienciación. La inmensa mayoría de perros en España están sin educar. La inmensa mayoría de los propietarios de perros, es incapaz de recoger los excrementos de sus animales. No hay más que ir a dar una vuelta por cualquier parque de cualquier ciudad. Constantemente se ven perros molestando a gente que va tranquilamente por la calle. ¿Por qué una persona a la que no le gusten los perros, debe aguantar que venga uno suelto, corriendo a olerle o a ponerle las patas encima? Eso sí, siempre con el respaldo de la típica frasecita del dueño del perro, que no hace ni siquiera ademán de detenerlo: “¡No hace nada!”. ¿Cómo que no hace nada? Está MOLESTANDO. Al igual que esta gente es la primera que exige respeto por sus animales, son los que primero deberían mostrar respeto por el resto de personas. Es exasperante pasear con un perro de la correa, con el cual a lo mejor estás trabajando un problema de comportamiento, y veas venir hacia ti a uno o varios perros sueltos descontrolados. Y ya puedes desgañitarte para que sus dueños los sujeten, que volverá a salir la dichosa frasecita: ”¡Pero si no hace nada!”.
Además, las permisivas leyes que no sancionan debidamente ni el abandono, ni el maltrato, ni la cría particular, ni la cría indiscriminada, hacen que el mundo del perro viva en una especie de caos.

Partiendo de estas premisas, está claro que una Ley que señale a unos perros en concreto, no solucionará nada. Nuestra idea para atajar estos problemas, incluyendo la problemática de los ataques a personas, sería la siguiente:

- Que haya un organismo especializado en temas caninos, compuesto por expertos en la materia. No por criadores con posibles intereses velados, sino por Veterinarios Etólogos y Educadores Caninos.
- Prohibir la cría de perros hecha por particulares sin ningún tipo de control, pruebas veterinarias, pruebas genéticas, etc. Resulta patético leer en foros o publicaciones como Segundamano o Milanuncios, que se tal perro/a busca novio/a, que se venden cachorros por 50€ o cambio por una PS3, que si padres campeones de nosequé, que si tal y que si cual. La cría de razas de perros debería estar limitada a los CRIADORES (no confundir con Multicriaderos, ni juntaperros). Criadores especializados en una o dos razas de perro como mucho, dados de alta como tales, con su núcleo zoológico, expuestos a inspecciones por parte de Sanidad o Medio Ambiente, que se esfuerzan por criar perros sanos, teniendo en cuenta muchísimos factores que no tienen en cuenta los particulares. Con esta medida, se conseguiría una disminución importante en cachorros no deseados y, por tanto abandonados. Esto haría que los refugios no estuvieran tan masificados. Además, hay que matizar el argumento que muchos animalistas esgrimen, diciendo que también hay perros de raza en los refugios, con el que se quieren equiparar a Criadores, Multicriaderos y Juntaperros. En efecto, en los refugios hay perros de raza, pero provienen todos de la cría entre particulares (juntaperros) y multicriaderos. Nadie que se gasta entre 1000 y 2000€ en un cachorro de un criador de prestigio, lo abandona. No soy Criador y jamás he hecho (ni tengo pensado hacer) una camada. Pero no soy un extremista que exige la prohibición total de la venta de perros. Mucha gente trabaja con perros de razas concretas, porque se vienen seleccionando desde hace muchísimos años para desarrollar esas labores. Y esa gente no acude a camadas hechas por particulares, ni a la tienda del centro comercial para adquirir un cachorro. Van a Criadores de verdad. Es importante no meterlos a todos en el mismo saco.
- Formar adecuadamente al personal de albergues y refugios de perros abandonados, entre otras cosas, para que sepan bien qué perro es el adecuado para cada posible adoptante. Muchísimos están ansiosos por dar en adopción a un perro, que permita la recogida de otro perro abandonado y no reparan en asegurarse la perfecta compatibilidad del perro y su posible familia. Y muchísimas veces, la adopción fracasa por no haber realizado su labor correctamente. No todos los perros son para todas las personas. Y desgraciadamente conozco bastantes casos en los que se “obviaron” ciertos problemas de conducta del animal y no fueron comunicados a los adoptantes, para no poner en peligro la adopción.
- Fomentar la Adopción Responsable. Educar a la gente para que entiendan que, a menos que busque una raza de perro concreta por motivos realmente justificados, no hace falta tener un perro de raza, si lo único que se busca es un amigo. Por encima de modas o apariencia física.
- Obligar por Ley a todo aquel que quiera adquirir un perro (comprado o adoptado), a que haga un curso de socialización y adiestramiento básico, impartido en un Centro Canino legal, con su perro. Y cada dos años, tener que ir a recibir sesiones de refuerzo.
- Que la Ley no distinga por razas peligrosas, sino por ejemplares peligrosos, independientemente de la raza.
- Que las autoridades competentes se encarguen de evaluar aquellos perros que realmente son peligrosos y que sancionen a sus propietarios si estos no ponen medidas preventivas y correctivas (como contratar a un profesional de la modificación de conducta canina)
- Que la Ley sancione con dureza el abandono y el maltrato animal.
- Que la Ley sancione con dureza la no recogida de excrementos de la vía pública.
- Que la Ley sancione con dureza a aquellos propietarios que lleven a sus perros descontrolados.
- Que la Ley obligue a pasar un test específico al futuro propietario de algunas razas de perro concretas. Además de unas pruebas de fuerza que demuestren la capacidad física de poder controlar a un perro extremadamente fuerte. Está demostrado que no todos los perros son para todas las personas. Y hay muchísima gente que adquiere ejemplares de razas muy fuertes o difíciles de educar, sin saber realmente lo que está adquiriendo.
- Que se implementen como norma en los Colegios, charlas para los niños sobre la responsabilidad que implica tener un perro y sobre la necesidad de RESPETAR a los perros. Desde la Asociación Canina Licaón, estamos llevando a cabo una serie de charlas sobre estos temas en Colegios de Madrid, y la aceptación y nivel de satisfacción, tanto de profesores como de alumnos, es inmejorable. Los niñ@s de hoy son los futuros propietarios de perros mañana. La educación y concienciación debe empezar desde temprana edad.

Con estas medidas, creo que poco a poco se normalizaría el que todo el mundo llevara a educar a sus perros, o que todo el mundo recogiera los excrementos de sus perros, o que todo el mundo se preocupara de pensarse muy bien la opción de qué tipo de perro elegir, etc. Con perros bien educados y socializados, los accidentes disminuyen exponencialmente. Es como cuando se obligó por Ley usar el casco en las motos. Ahora, lo que resulta raro, es ver a alguien que no lo lleva puesto. Sobre todo con la educación a los niños. Si ellos aprenden desde pequeños, que es necesario tener al perro educado para que la relación con él sea plenamente satisfactoria, además de una cuestión de respeto al resto de la gente, ellos se encargarán de transmitir esos valores a sus hijos en el futuro.

Soy consciente de que, en este momento, son medidas poco menos que utópicas y quizá bastante exigentes. Pero hay que preguntarse si lo que queremos es una normativa realmente efectiva, que proteja tanto a personas como a perros, o parches de cara a la galería, que no sirven para nada.

Asociacion Licaon

Antonio Luengo Trillo
Educador y Técnico en Modificación de Conducta Canina
Presidente de la Asociación Canina Licaón

La Asociación Canina Licaón, nace con el propósito de fomentar la integración del perro bien educado y socializado en nuestra sociedad.

Nuestro objetivo es concienciar y educar a las nuevas generaciones en el respeto por el medio ambiente en general y por el mundo de los perros en particular. Si en cada charla o seminario, logramos que un sólo niño aprenda a respetar a los perros, a interpretar su lenguaje corporal, a comprender la enorme responsabilidad que implica tener un perro, a plantearse la injusticia y la discriminación que sufren ciertas razas de perros o que se den cuenta de que el Lobo no es malo, nuestra Misión habrá tenido éxito.

Además, queremos ayudar a los propietarios que quieran tener un perro correctamente socializado y educado, así como ayudar a aquellos perros que sufran comportamientos inadecuados, a mejorar y adaptarse a las necesidades de la vida en sociedad.

 

Website: aclicaon.com/ Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Más en esta categoría: Niñ@s y perros: respeto mutuo »

En nuestra ecotienda:

  • Comprar Drenabe PLUS, para la retención de líquidos
  • Comprar Detox, superalimento
  • Comprar aceite de Ricino para las pestañas
  • Comprar Vitamina C
  • Citrato de Magnesio
  • Comprar Reishi
  • Spirulina
  • Comprar Colageno liquido
  • Comprar Alga Fucus
  • Comprar Arandano Azul

Más artículos

Jalea Real

La jalea real es una sustancia...

Vid Roja para la circulacion sangui…

Desde tiempos inmemoriales dis...

Tratar el estrés de forma natural y…

Un cambio de hábitos a tiempo...

La Maca, potencia y nutrición

La maca (Lepidium meyenii) es ...

Árbol de Té, aceite esencial

El aceite esencial del árbol d...

Si te gusta este portal, dale al "me gusta"... ¡gracias!