25 de junio de 2017 Última actualización 10 de may, 2017 - 11:56
Publicado en magia y tradición
Leído 8168 veces
Valora este artículo
(1 Votar)

Es tanta la fama de los antiguos “papiros” egipcios que pareciera que se han apoderado del nombre de esta maravillosa planta acuática que muy poca gente reconoce.

El papiro (Cyperus papyrus L.) es una planta originaria de Asia y África tropical; crece a pleno sol en las zonas pantanosas de Egipto, bordeando el Nilo.

Antes del uso del papiro para la escritura, se utilizaban las tablillas de madera en muchas sociedades, así como el pergamino, que era piel de animal tratada, y aunque estos soportes tenían muchos inconvenientes y resultaban caros, no se conocía otro método mejor, hasta que los egipcios encontraron en el papiro una gran solución a este problema 3.000 años antes de Cristo. En Egipto se ideó una forma de procesar las hojas del papiro para formar planchas resistentes y ligeras donde escribir y además mucho más económicas y versátiles que los antiguos soportes, convirtiéndose así es una gran potencia económica, que exportaba papiro ya elaborado para su uso por todo el Mediterráneo. El papiro sin duda es el antecesor del papel que conocemos hoy en día y que tiene sus orígenes en China en torno al año 100 antes de Cristo, y además el que le dio nombre (la palabra “papyrus” derivó en la palabra catalana “paper”).

 

Receta egipcia para elaborar un papiro

Los egipcios se introducían en las zonas pantanosas para recoger las hojas de papiro. Después dejaban en remojo las fibras durante aproximadamente quince días para que perdiesen todo el azúcar, renovando el agua cada dos o tres días. Después se cortaban las fibras en otras más finas y se pasaban por unos rodillos para extraerles todo el agua y los restos de savia. Las láminas de papiro se colocaban perpendicularmente unas a otras, es decir, formando una especie de rejilla o cuadrícula donde las fibras quedaban perfectamente entrelazadas. Este “tejido” resultante se dejaba secar durante tres cuadro días bajo un gran peso. La savia restante actuaba de “pegamento” ligero, y así las fibras quedaban perfectamente unidas, y el papiro elaborado resultaba ligero, homogéneo y flexible.

 

Usos del papiro

El papiro no solo se utilizó y se utiliza para la elaboración del papel, sino que como es una fibra muy resistente, también es útil para elaborar diferentes vestimentas, cestas, cuerdas, recubrir pequeñas embarcaciones, o hacer diferentes útiles domésticos. Incluso tenía uso comestible, ya que la base del tallo del papiro se masticaba para aprovechar toda su savia.

 

Papiros “famosos”

Existen muchos papiros conservados en buen estado hasta nuestros días, en parte gracias a que estaban a salvo en tumbas, y en parte gracias al clima seco de Egipto. Muchos de los papiros encontrados contienen recetas médicas a base de plantas, como el Papiro de Ebers, que se conserva en la Universidad de Leipzi, el Papiro Carlsberg que se encuentra en Copenhague, el Papiro de Berlín o el de Edwin Smith.

El papiro más grande encontrado tiene 40 metros de largo y 45 centímetros de largo y se conserva en el Muse Británico. Es el Gran Papiro de Harris, que está escrito en hierático (escritura egipcia que utilizaba abreviaturas de los jeroglíficos comunes), contiene diferentes poemas de amor y varios cuentos datados entre el reinado de Sethy I, Ramsés II y Ramsés III.

Sin duda el papiro más importante es el Libro de los Muertos, conservado también el el Museo Británico de Londres. En el Libro de los Muertos se explicaba las fórmulas secretas para superar las pruebas y juicios de los Dioses y poder viajar así al Arau (paraíso), por lo que era una especie de “libro de instrucciones”, cuyo conocimiento albergaban los sacerdotes y escribas que vivían en muchos casos exclusivamente de esta tarea. Su título original se podría traducir como “Libro para salir al día'. Este libro se introducía en las tumbas de faraones, escribas y diferentes personalidades adineradas de la época. Muchas familias invertía gran parte del salario de su vida en la elaboración de su Libro de los Muertos, que encargaban a un escriba sacerdote y que enterrarían en su tumba familiar. Estos libros tardaban años en elaborarse, por lo que había que encargarlos con tiempo y a un sacerdote de confianza, ya que de ello dependía que cada miembro de la familia pudiese viajar al paraíso y reunirse allí de nuevo.

Esta es tan solo otra muestra más de la importancia que ha tenido y tiene el entorno vegetal en nuestra vida y nuestro desarrollo, por eso debemos mantener vivo el interés y el respeto por cada especie llena de historia, tradición y vida.

ElHerbolario.com

Esta revista digital es un espacio de información basada en enfoques alternativos sobre salud y bienestar.
Nuestros contenidos son propios y originales, si deseas compartirlos, cítanos como fuente.
El Herbolario.com no promueve la auto-medicación, no pretende sustituir las opiniones de profesionales específicos a cada área, ni sus diagnósticos ni tratamientos.
Ante cualquier duda, consulta con tu médico especialista.
Por favor, utiliza esta información de manera responsable.
Gracias por seguirnos.

Website: www.elherbolario.com Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En nuestra ecotienda:

  • Comprar Drenabe PLUS, para la retención de líquidos
  • Comprar Detox, superalimento
  • Comprar aceite de Ricino para las pestañas
  • Comprar Vitamina C
  • Citrato de Magnesio
  • Comprar Reishi
  • Spirulina
  • Comprar Colageno liquido
  • Comprar Alga Fucus
  • Comprar Arandano Azul

Más artículos

Avena: copos de bienes

La avena (Avena Sativa L.) es ...

Las mejores plantas medicinales par…

Hoy en día es muy común encont...

La próstata, esa gran desconocida…

Hoy sabemos que son muy comune...

Tener Perro no es un Juego II: Expe…

Tener perro nos cambia la vida...

El aceite de Jojoba, tu otra piel

Desde hace algunos años no es ...

Si te gusta este portal, dale al "me gusta"... ¡gracias!