20 de octubre de 2020 Última actualización 28 de dic, 2018 - 12:36

Con este nombre tan simpático y miles de años de tradición medicinal, el Ginkgo es el árbol más antiguo que ha sobrevivido hasta nuestros días, ya que existen evidencias de que ya poblaba nuestros bosques cuando los dinosaurios aún eran los únicos habitantes.

Es un gran árbol prehistórico como decíamos, que torna sus hojas amarillas en otoño y produce un fruto con mal olor y un tanto pegajoso. Se cultiva tradicionalmente en Asia, pero hoy por hoy se cultiva también en EEUU y en Europa ya en occidente se descubrió el ginkgo en el siglo XIII y desde entonces se tiene en muy alta consideración, de hecho, el Gingko biloba es uno de los productos naturales más preciados para naturópatas y herboristas por sus extraordinarias propiedades, que además resultan realmente efectivas. Tanto en cosmética como en farmacología como en naturopatía se utilizan sus hojas que tienen un gran poder antioxidante, ya que retarda el envejecimiento celular y reduce los radicales libres en el organismo.

  • [“¿qué son los radicales libres?: Los radicales libres son moléculas (generalmente de oxígeno) inestables, ya que tienen un electrón libre, es decir, necesitan “robar” otro electrón para convertirse en una molécula estable, convirtiendo así a otras moléculas en radicales libres también. Como consecuencia envejecemos o enfermamos. Los antioxidantes son sustancias capaces de neutralizar a los radicales libres sin desestabilizarse, ya que por expresarlo gráficamente, a los radicales les falta un electrón y a los antioxidantes les sobra un electrón.”]

El Ginkgo tiene efecto vasodilatador por lo que ayuda a prevenir jaquecas y problemas vasculares como varices, trombos o arteriosclerosis. Mejora la circulación cerebral, por lo que también ayuda a prevenir los derrames cerebrales, el Alzheimer y las embolias y alivia los síntomas derivados de una mala circulación en edades avanzadas, es decir, vértigos, zumbidos de oídos, demencia senil, etc... Además es considerado un gran “alimento para el cerebro”, y es muy preciado por estudiantes de todo el mundo, ya que activa la mente y mejora la memoria.

También tiene ciertos efectos sobre los procesos inflamatorios derivados de la alergia y algunos problemas respiratorios como el asma.

Curiosidades:

En algunos países asiáticos se come el fruto del ginkgo ya que contiene muchos carbohidratos. Se consumen igual que aquí consumimos las “castañas asadas”. Otro dato curioso es que fue el primer árbol que brotó después del desastre atómico de Hiroshima.

El poeta Goethe (botánico y científico) escribió un poema inspirado en esa gran especie vegetal, en 1815:

“Las hojas de este árbol, que del Oriente / a mi jardín venido, lo adorna ahora, / un arcano sentido tienen, que al sabio / de reflexión le brindan materia obvia. / ¿Será este árbol extraño algún ser vivo / que un día en dos mitades se dividiera? / ¿O dos seres que tanto se comprendieron, / que fundirse en un solo ser decidieran? / La clave de este enigma tan inquietante / Yo dentro de mí mismo creo haberla hallado: / ¿no adivinas tú mismo, por mis canciones, / que soy sencillo y doble como este árbol?”

Tanto nos gusta el Ginkgo, (como a Goethe), que incluso apostamos por un grupo musical que nos acompaña en algunos ratos de trabajo: “El Ginkgo Biloba”. Os recomendamos que los escuchéis porque suenan muy muy bien, señal de un gran trabajo.

En nuestra ecotienda tenemos tintura de ginkgo de producción ecológica.

Aunque la Spirulina Máxima se conoce normalmente como Alga espirulina, en realidad no es un alga común, sino una microalga unicelular, es decir, una bacteria que vive en ríos o lagos de agua dulce y en zonas tropicales, aunque también se han adaptado a aguas saladas o incluso volcánicas. Es un organismo unicelular microscópico, su única célula no tiene núcleo, lo que la distingue de las células animales o vegetales. La espirulina se agrupa creando colonias que parecen una planta acuática, un alga, y forma hélices o espirales de color azul y verde, de ahí su nombre Espirulina (las bacterias que forman tirabuzones se denominan de morfología 'espiroqueta') o Alga azul.

>> En nuestra tienda online puedes encontrar espirulina de acuacultivo ecológico

La mayor concentración de espirulina del mundo se encontraba en un lago de México, Texcoco, fuente natural de algas y plantas terapéuticas para los Aztecas. Hoy por hoy este lago ha desaparecido debido al crecimiento de la población y sus ciudades y apenas queda de él alguna laguna, balsa o charca aislada, pero continua la tradición terapéutica de la espirulina.

La Espirulina pertenece al grupo de las cianobacterias debido a su condición de realizar la fotosíntesis oxigénica, es decir, convierte el dióxido de carbono en materia orgánica, mediante la energía solar, y en el proceso desprende oxígeno, para lo que contiene gran cantidad de clorofila, por eso su color verde, lo que le confiere gran parte de sus propiedades terapéuticas.

La espirulina es un complemento alimenticio excepcional, sobre todo en dietas con bajo contenido animal o en dietas especiales para curar la anemia. Tiene un alto contenido en fibra, proteínas y hierro, por lo que la ONU (Organización de Naciones Unidas), después de llevar a cabo varios estudios, la ha declarado un gran aliado contra la malnutrición. Contiene los aminoácidos esenciales para el organismo humano, y es más fácil de digerir que las proteínas de la soja, o de la carne por supuesto. También contiene melatonina, betacarotenos (precursor de la vitamina A) en mayor concentración que las zanahorias, y sobre todo contiene clorofila, ya que es un almacén natural de clorofila. Su alto contenido en fibra hace que la espirulina sea un buen complemento en dietas de adelgazamiento, dietas depurativas o ayunos.

La espirulina y los tratamientos contra el cáncer

Existen numerosos estudios acerca de las propiedades anticancerígenas de la espirulina y su ayuda en tratamientos contra el cáncer, sobre todo en la prevención del cáncer. Por su alto contenido en antioxidantes (betacarotenos, clorofila y vitamina C), se considera que el consumo de espirulina ayuda a la regeneración celular de los tejidos y así puede prevenir la aparición de enfermedades degenerativas. Hoy por hoy se están llevando a cabo muchas investigaciones relacionadas también con la capacidad de la espirulina para reforzar el sistema inmunológico, en particular en relación a enfermedades como el sida, el cáncer o algún tipo de intoxicación por metales.

  • La clorofila es un pigmento que tiene propiedades preventivas del cáncer, ya que desintoxica nuestras células y las oxigena de modo natural. También posee una acción antioxidante y puede ayudar a remediar los efectos secundarios de muchos fármacos.
  • La melatonina, que se encuentra en una alta concentración en la espirulina, es una hormona que producen algunos animales, entre ellos los seres humanos, y las algas (en este caso unicelular). Por sus propiedades antioxidantes y de refuerzo para el sistema inmunológico, se considera un buen aliado en los tratamientos del cáncer, pero aún se están realizando estudios que demuestren su grado de eficacia.

La espirulina y las dietas de adelgazamiento

La espirulina tiene gran fama, sobre todo en Norteamérica, ya que se la considera eficaz para la pérdida de peso.

En realidad no se ha demostrado que la espirulina ayude a perder peso, a pesar de que se han realizado varios estudios al respecto. Lo cierto es que la espirulina es muy buen complemento alimenticio, ya que provee al cuerpo de las proteínas necesarias. También contiene fibra que ayuda a sentirse saciado y disminuir un poco la sensación de hambre. Por otro lado, a penas contiene grasas y ayuda a depurar el hígado sobrecargado por la asimilación de proteínas animales o por la toma de medicamentos y otras sustancias tóxicas o difíciles de eliminar para nuestro organismo.

Por todo esto, y dado que no existen evidencias ni compuestos químicos que hagan de la espirulina un complemento adelgazante, lo que si podemos afirmar, siguiendo los resultados de los estudios realizados y por su composición química y orgánica, es que es un buen complemento alimenticio, y que ayudará a nuestro cuerpo a mantenerse fuerte y sano, proveyéndolo de los nutrientes necesarios, reforzando el sistema digestivo, depurando nuestra sangre y oxigenando y regenerando células.

>> En nuestra tienda online puedes encontrar espirulina de acuacultivo ecológico

Te Verde

El te verde, Ping-cha o té de plata, es el más consumido en el mundo. En China, Japón e India lo consumen a diario.

Proviene de la misma planta que el resto de tés, pero su forma de elaboración es distinta ya que en este caso sus hojas (hojas y partes tiernas del tallo) son secadas por vapor o calentadas para conservar sus propiedades.

Del peso de una hoja seca, un 30% son polifenoles. Los polifenoles son el conjunto químico de principios activos de una planta. Entre sus propiedades destaca su gran poder antioxidante por sus ingredientes activos, flavonas, isoflavonas, flavonoides, catequinas y taninas. Esta composición química y su gran concentración en las hojas, hace que el té verde sea un gran aliado contra las enfermedades degenerativas, más incluso que las vitaminas E y C, que también tienen gran poder antioxidante, o lo que es lo mismo, previene el envejecimiento celular y reduce la cantidad de radicales libres del organismo. Por todo esto el té verde es reconocido y estudiado como un gran aliado en la prevención del cancer.

También tiene un gran poder bactericida y depurativo, por lo que ayuda a prevenir y a curar diferentes infecciones estomacales o bucales (caries, mal aliento...). Por su acción deurética, evita la formación de cálculos y favorece las funciones del sistema linfático y circulatorio, por esta misma propiedad, el té verde es conocido como “el té adelgazante”, ya que si la circulación y el sistema linfático funcionan mejor, los órganos funcionan mejor y se evitan las retenciones de líquidos, coágulos o atrofias, es decir, si los órganos están oxigenados (gracias al riego sanguíneo) y el sistema de eliminación de resíduos funciona bien (sistema linfático), el organismo almacenará menos toxinas y se mantendrá más limpio.

El té verde contiene teína. La teína, igual que la cafeína en el café, producen adicción ya que es un estimulante del sistema nervioso central y bulbar, por lo que ayuda a mantener la mente despierta, mejora el ánimo y aumenta el rendimiento muscular, por lo que disminuye la sensación de cansancio.

Más artículos

Transgénicos SI, pero a cualquier p…

Desde nuestra revista digital ...

Agua del Carmen

El Agua del Carmen, agua de to...

TOP 10: frutas y verduras

Cuando realizamos una dieta de...

Arándano azul y arándano rojo, prop…

Desde que los arándanos se han...

Receta de aromaterapia: Aftersun na…

Aplicación: Aplicar después de...

En nuestra ecotienda:

  • Comprar Drenabe PLUS, para la retención de líquidos
  • Comprar Detox, superalimento
  • Comprar aceite de Ricino para las pestañas
  • Comprar Vitamina C
  • Citrato de Magnesio
  • Comprar Reishi
  • Spirulina
  • Comprar Colageno liquido
  • Comprar Alga Fucus
  • Comprar Arandano Azul

Si te gusta este portal, dale al "me gusta"... ¡gracias!