26 de septiembre de 2017 Última actualización 25 de sep, 2017 - 10:36

Hidroterapia de colon para principiantes

Leído 18888 veces
Valora este artículo
(4 votos)

Oí hablar de eso de la limpieza de colon por primera vez hace ya más de 2 años, a principios de 2008, pero en aquel momento sólo encontré un único centro que realizaba esta terapia en Madrid y era bastante caro, así que aparqué la idea. Sin embargo me quedé con la mosca detrás de la oreja y desde entonces el tema volvió a surgir en varias ocasiones por lo que mi curiosidad fue en aumento hasta que un buen día volví a la carga y me di con la sorpresa de que ese tiempo había bastado para que la terapia tuviese más difusión y encontré hasta 6 centros en Madrid en los cuales se podía realizar. Por supuesto con la proliferación de los mismos, también bajaron los precios. Así que después de mucho leer y pensármelo más, terminé experimentándola con unos resultados estupendos.

La idea es sencilla: se trata de introducir agua filtrada por el recto, mediante un tubo que está conectado a una máquina que permite controlar el flujo de agua (velocidad y temperatura), así como sacarla de una forma completamente higiénica. La máquina además tiene una especie de visor que permite al terapeuta que lleva a cabo la limpieza ver en todo momento el flujo de salida. El tratamiento dura aproximadamente 1 hora y media, es totalmente indoloro y durante ese tiempo el agua se introduce y se saca varias veces en diferentes etapas durante las que se pretende limpiar cada una de las zonas del colon, por lo que la cantidad de agua que se introduce va subiendo en cada etapa. En total se utilizan unos 35 litros de agua. Primero se limpia el colon sigmoideo, posteriormente el colon descendente, a continuaicón el colon transverso y finalmente el colon ascendente. Según me explicó mi terapeuta, en algunos casos no es posible llegar al colon ascendente debido a que las partes anteriores están muy obstruidas, en cuyo caso es preciso realizar un segundo tratamiento a corto plazo; en caso contrario la recomendación general es de una limpieza al año.

Como digo, el tratamiento es indoloro y la única molestia que se experimenta en algunos momentos es equiparable a tener gases. La parte más dura es superar esa vergüenza que parece que todos llevamos programada en mayor o menor medida a que alguien acceda a esa parte de nuestra anatomía, aunque sólo fuera durante los 30 segundos que tardó mi terapeuta en introducir la cánula. Quizá los 2 años que tardé en investigar y decidir realizar la limpieza los dedicara en su mayoría a hacerme a la idea de que ese momento no sería para tanto. Y, sinceramente, no lo fue. Mi terapeuta me inspiró tanta confianza y buenas vibraciones, que el momento pasó en un abrir y cerrar de ojos, casi literalmente.

 

El objetivo que se persigue es limpiar esa parte de nuestro cuerpo de una manera profunda. Las preguntas evidentes surgen enseguida: ¿y para qué hacer esto si yo no estoy enfermo? ¿es realmente necesario? ¿por qué es tan importante? ¿lo puede realizar cualquiera?. Yo me las hice y les di muchas vueltas. La primera pregunta se vio satisfecha cuando equiparé la limpieza a una puesta a punto del coche. La comparación puede parecer pueril, pero funciona: ¿por qué se recomienda llevar el coche al taller cada 15mil o cada 30mil kilómetros a pesar de que no le pase nada?, sencillamente porque de esa manera, realizando una puesta a punto periódica garantizamos que nuestro coche funcionará mejor durante más tiempo sin la molestia de tener que pasar por un percance imprevisto. Nuestro cuerpo es equiparable en el sentido de que también es una máquina que funciona mejor si está limpia (la calidad del combustible también influye), y esta terapia no es ni más ni menos que la limpieza en profundidad de la principal vía de expulsión de desechos de nuestro cuerpo.

Para responder a la pregunta de por qué es tan importante limpiar esta vía de expulsión a mí sólo me hizo falta visualizar lo que podría ocurrir (y ocurre) con los desechos si no se expulsan adecuadamente. Imaginad una casa en la que no se saca la basura con regularidad. La imagen es desagradable a corto plazo, imaginad después de, digamos, 30 años. Da 'repelus'. Leí que en estos casos el cuerpo en su enorme sabiduría busca formas alternativas de expulsión, ya que todo lo que no se expulsa termina intoxicando el cuerpo. El órgano más grande que tenemos es la piel, por lo que probablemente el cuerpo intentará expulsar las toxinas por esa vía, así que la piel será lo primero que se verá afectado por una obstrucción en nuestro sistema excretor creando problemas importantes de acné, caspa, caída de pelo, grasa excesiva, sudoración excesiva, etc. Por supuesto la piel a pesar de ser el órgano más grande no conseguirá expulsar todo lo que se podría expulsar por la vía natural, por lo que nuestro cuerpo irá intoxicándose progresivamente agravándose la intoxicación con el paso de los años pudiendo llegar a causar todo tipo de problemas que muchas veces son de “origen desconocido”.

Los alimentos vegetales que ingerimos en la mayoría de casos están contaminados por los pesticidas a los que son sometidos durante su cultivo. Está probado que dichas sustancias son nocivas para el organismo, por lo que si además no las expulsamos correctamente, se aumenta la intoxicación a la que exponemos nuestro cuerpo. Durante mi aprendizaje y reflexión previos al tratamiento llegué a leer sobre el caso de una persona que había expulsado un soldadito de plomo durante una limpieza de colon, que probablemente ingirió cuando era pequeña. Esta persona había sufrido molestias de todo tipo durante su vida relacionadas con la intoxicación por plomo que nadie se explicaba.

Pero ¿y si no padezco ningún tipo de obstrucción? ¿si voy regularmente al baño? ¿si me siento completamente saludable?. Bien, cada cual debe escuchar a su cuerpo y actuar en consecuencia. Lo que es cierto es que con el paso del tiempo se acumula suciedad en las paredes de cualquier tubería y nuestro colon no es la excepción. Además la regularidad es una suerte de la que no se goza en igual medida durante toda la vida; influyen factores como la dieta, el estrés, la vida sedentaria o algunas enfermedades que pueden tener el estreñimiento como síntoma. En cualquier caso hasta donde yo he podido leer, las contraindicaciones de realizar este tipo de terapias son prácticamente inexistentes. Lo mejor siempre es escuchar a nuestro cuerpo y con la información disponible, decidir.

Después de la limpieza se debe seguir una dieta durante 7 días basada sobre todo en yogures y verduras cocinadas. La razón es que después de la misma nuestra flora intestinal queda bastante mermada y es preciso restablecerla. La flora intestinal es un ecosistema de bacterias que viven en nuestros intestinos, la mayoría de las cuales son beneficiosas y algunas hasta imprescindibles para la síntesis de determinados compuestos como la vitamina K y algunas del complejo B. Para mí una de las mayores alegrías de la dieta es la inclusión de hasta 50gr de chocolate negro al día, por lo demás, como decía, verduras cocinadas (no crudas, así que las ensaladas quedan descartadas), muchísimo yogur, pasta pasada, arroz pasado, sopas de verduras y nada de carne roja. A pesar de la dieta, que nadie espere bajar de peso espectacularmente ni mucho menos. Probablemente sí se produzca una bajada de peso debido al mejor funcionamiento del cuerpo en general, pero seguramente será gradual y siempre y cuando no haya otros problemas en otras partes importantes del cuerpo como el hígado.

¿Cualquiera puede hacerse una limpieza de colon?. La mala noticia es que NO, aunque cada caso deberá determinarlo un terapeuta cualificado para ello. En líneas generales y por el cuestionario que respondí y firmé antes de realizar mi primera limpieza, no es un tratamiento que puedan realizar personas con hipertensión no controlada, con enfermedad de Crohn, úlceras o cáncer de colon, ni con ciertas enfermedades mentales como Alzheimer. Afortunadamente no padezco ninguna y pude firmar el consentimiento sin ningún problema, pero si alguien quiere realizar una limpieza y padece alguna de las mismas, mi recomendación es hablar con un terapeuta cualificado antes de desanimarse, sobre todo las personas con hipertensión, que por desgracia hoy en día es un problema bastante generalizado en personas de edad media.

Y para finalizar queda por responder si es realmente necesario. La respuesta depende de cada uno: ¿es realmente necesario leer un buen libro de vez en cuando? ¿es realmente necesario tener plantas en casa? ¿es realmente necesario dedicarse un minuto de silencio todos los días?, para mí es fundamental.

ElHerbolario.com

Esta revista digital es un espacio de información basada en enfoques alternativos sobre salud y bienestar.
Nuestros contenidos son propios y originales, si deseas compartirlos, cítanos como fuente.
El Herbolario.com no promueve la auto-medicación, no pretende sustituir las opiniones de profesionales específicos a cada área, ni sus diagnósticos ni tratamientos.
Ante cualquier duda, consulta con tu médico especialista.
Por favor, utiliza esta información de manera responsable.
Gracias por seguirnos.

Website: www.elherbolario.com Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Más en esta categoría: Terapia con color: cromoterapia »

En nuestra ecotienda:

  • Comprar Drenabe PLUS, para la retención de líquidos
  • Comprar Detox, superalimento
  • Comprar aceite de Ricino para las pestañas
  • Comprar Vitamina C
  • Citrato de Magnesio
  • Comprar Reishi
  • Spirulina
  • Comprar Colageno liquido
  • Comprar Alga Fucus
  • Comprar Arandano Azul

Más artículos

Piedra de alumbre

Dentro del mundo ecológico y n...

Los 10 mejores aceites vegetales, p…

Los aceites vegetales puros co...

Receta de aromaterapia: mascarilla …

Aplicación: Aplicar 2 ó 3 vece...

Dieta disociada :: Parte 1 - Por un…

Quizá hayas oído hablar de la ...

Carbón activo que desintoxica y mej…

Si eres amante de los remedios...

Si te gusta este portal, dale al "me gusta"... ¡gracias!