12 de diciembre de 2017 Última actualización 6 de oct, 2017 - 09:47
Publicado en tus recetas sanas
Leído 6869 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Ingredientes:

  • Leche entera y harina para la bechamel
  • Un paquete de placas de lasagna frescas (no hace falta cocerlas previamente)
  • 1 berenjena grande
  • 1 pimiento rojo grande
  • 3-4 calabacines
  • 1 cebolla
  • Tomates cherry
  • 1 bote de kg. De tomate triturado
  • Queso parmesano en polvo
  • Sal, pimienta, aceite de oliva

Preparación

Se prepara en primer lugar la bechamel dejándola reposar mientras realizamos el resto de la lasaña, para que no esté muy líquida y la lasaña sea compacta.

Cortamos las verduras en trocitos bastante pequeños y los ponemos todos menos los tomates cherry en una sartén grande con aceite de oliva. Mientras se sofríen las verduras añadimos albahaca, orégano, una pizca de pimienta negra y cominos.

Cuando las verduras empiecen a dorarse y a disminuir su volumen añadimos los tomates cherry cortados en cuartos, removemos hasta que todas las verduras estén bien cocinadas.

Una vez que las verduras están cocinadas añadimos el bote de tomate triturado y dejamos que se cocine a fuego lento durante 10/15 minutos. Pasado este tiempo probamos la salsa de tomate para ver si hay que añadir especias y le añadimos la sal. Hechos los retoques de especias y sal dejamos otros 5 minutos para que la salsa coja sabor. Se puede añadir una pizca de azúcar para quitar la acidez del tomate.

Mientras montamos la lasaña precalentamos el horno a 180º.

La lasaña más tradicional está formada por muchas capas de pasta con el relleno no muy alto para que sea compacta y no se desmonte. La primera capa es de pasta (no hace falta poner mantequilla o aceite en la base de la bandeja si es antiadherente), añadimos la salsa y encima la bechamel, se mezclan ambas extendiéndolas por toda la superficie de la lasaña y continuamos haciendo capas al gusto. La última capa será la de nuestro relleno con bechamel y una buena capa de parmesano en polvo encima, de manera que sólo se vea queso.

Se mete al horno durante unos 20/30 minutos, no tengáis miedo de que el queso adquiera un color oscuro, para que la lasaña sea crujiente y con sabor de “cocinada” tiene que tostarse el queso.

Podemos hacer una bechamel con leche de avena y harina integral de espelta par darle un toque especial.

Enviada por Aurora Campillos

 

Más en esta categoría: Sopa de verduras con hierbabuena »

En nuestra ecotienda:

  • Comprar Drenabe PLUS, para la retención de líquidos
  • Comprar Detox, superalimento
  • Comprar aceite de Ricino para las pestañas
  • Comprar Vitamina C
  • Citrato de Magnesio
  • Comprar Reishi
  • Spirulina
  • Comprar Colageno liquido
  • Comprar Alga Fucus
  • Comprar Arandano Azul

Más artículos

La Miel

La miel es producida por las a...

Plantas medicinales para el sistema…

Os presentamos un resumen de l...

Tu decisión es muy importante

A menudo nos sentimos frustrad...

Recomendaciones para el 'hígado gr…

El Hígado graso o Esteatosis e...

La Onagra

La Onagra (Oenothera biennis)...

Si te gusta este portal, dale al "me gusta"... ¡gracias!