9 de agosto de 2020 Última actualización 28 de dic, 2018 - 12:36

¿Padeces estreñimiento, sobrepeso, retención de líquidos, jaquecas, dermatitis, apatía, alergias, gases, reumas, desequilibrios endocrinos o cualquier otro trastorno de salud tan común en nuestros días? El 80% de las dolencias y enfermedades de nuestra sociedad están desencadenadas o causadas directamente por una alimentación errónea y carente de nutrientes, por eso si aprendemos a comer recuperaremos la salud, así de contundente y sencillo.

Los nutrientes son la base de nuestra salud porque estamos “construidos” de nutrientes como si fuesen los ladrillos de un edificio, pero ¿qué pasa si esos “ladrillos” son de mala calidad o insuficientes?.

La mayoría de las alteraciones de salud que llenan las consultas de los médicos podrían evitarse o solucionarse con una correcta nutrición, pero parece que existe un exceso de confianza en que siempre hay una pastilla que solucionará el problema. Pero no es así. A la vista está que el problema en la mayoría de las ocasiones no desaparece sino que aumenta y se extiende por todo el cuerpo.

La mayoría de ocasiones, por muchos remedios paliativos que tomemos la enfermedad sigue latente, sigue surgiendo porque lo importante es eliminar el foco que la produce, y en eso la naturopatía es experta; su mejor herramienta: la nutrición.

Enfermedades que se pueden evitar o tratar cambiando la alimentación:


  • Dermatitis, psoriasis, dermatitis infantil
  • Sobrepeso
  • Hipertensión, hipercolesterolemia
  • Problemas cardiovasculares
  • Hemorroides / Varices
  • Problemas de tránsito: estreñimiento / diarreas
  • Hígado graso
  • Anemia / deficiencias nutricionales / malabsorción
  • Acidez / reflujo gástico
  • Problemas inflamatorios: artrosis, alergias...

  • Retención de líquidos
  • Enfermedades autoinmunes: espondilitis, lupus, etc.
  • Diabetes mellitus
  • Algunas alteraciones nerviosas
  • Prostatitis
  • Baja inmunidad, enfermedades frecuentes
  • Candidiasis (hongos)
  • Parasitosis (parásitos intestinales)
  • Problemas menstruales, desequilibrio hormonal, infertilidad
  • Infecciones urinarias recidivantes

¿Y qué podemos hacer?

  1. Tomar conciencia de nuestra alimentación.
  2. Rechazar ciertos alimentos.
  3. Incorporar ciertos alimentos.

Estos 3 sencillos pasos pueden cambiar tu vida radicalmente, eliminar trastornos que quizá conviven contigo desde hace años, mejorar tu ánimo, tu energía y recuperar la fortaleza para no adquirir nuevas enfermedades.


¿Por qué nos cuesta tanto cambiar la alimentación?

Cambiar la alimentación parece una de las tareas más complicadas a las que se enfrenta el ser humano por increíble que parezca, y es que la “forma de comer” está tan integrada en nuestra cultura, en nuestra sociedad y en nuestra vida, que cualquier cambio supone un esfuerzo y bastante motivación.

Por otro lado la publicidad nos hace un flaco favor la mayoría de las veces, porque se esfuerza por ocultar información y desinformar haciéndonos creer que lo malo es bueno y lo bueno insuficiente.

Mejorar la alimentación siempre va a suponer una mejoría de salud, llegando a obtener cambios sorprendentes en tu cuerpo y tu salud. Solo necesitas estar decidida/o a dar el paso, dejarte asesorar de buenos profesionales (muchos nutricionistas/dietistas solo entienden la alimentación como un objetivo para perder o ganar peso), ser crítico/a y no dejar de informarte y comprender.

>> Si necesitas mejorar tu alimentación y recuperar las riendas de tu salud te recomendamos contactar con Elena Cibrián, Coach sanitaria y Naturópata: www.tunaturopata.es

 

Alepo, Aleppo, Halep o Alipia es el nombre de una ciudad de Siria. Es una preciosa región amurallada declarada Patrimonio de la Humanidad desde 1986. No solo conservan un importante y antiguo patrimonio arquitectónico, sino una gran tradición artesanal, de donde nos llega este estupendo jabón de laurel y oliva.

Tanto en Siria como en Italia, se utiliza el jabón de Alepo como remedio natural infalible para tratar la piel grasa, con tendencia al acné, infecciones, dermatitis u hongos.

Su base principal es el aceite de oliva. La oliva otorga tiene un alto contenido en ácido linoleico (Omega6), que mejora la circulación sanguínea local y refuerza los vasos sanguíneos, y ácido oléico (Omega3), que previene y retarda el envejecimiento celular de los tejidos. Además tiene un alto contenido en vitamina E que también es muy antioxidante.

El otro ingrediente principal del jabón de Alepo es el aceite esencial de bayas de laurel. El aceite esencial de bayas de laurel tiene muy buenas propiedades medicinales. Contiene también ácido linoléico y oléico, como la oliva, además de limoneno y eugenol, minerales como el calcio, potasio, magnesio, hierro, sodio, zinc... Contiene también otros ácidos como el acético, láurico, propiónico, etc... que le otorgan su poder antiséptico, purificante y desinfectante.

El laurel, junto con el árbol de té, el ajo y el propóleo, es uno de los mejores fungicidas naturales; es decir ayuda a combatir los hongos. También es bactericida y ayuda a regenerar la piel, por lo que se utiliza para diferentes cosméticos de tratamiento de úlceras, quemaduras, acné, forúnculos, etc... El aceite esencial de laurel tiene algunas contraindicaciones si se ingiere, ya que en grandes cantidades puede producir vómitos o cólicos, y por eso, aunque también tiene muy buenas propiedades medicinales para aliviar el asma y la tos, es siempre recomendable utilizarlo vía externa, como en este caso, en jabón.

Propiedades:

Sus ingredientes junto el proceso artesanal de elaboración, hacen que el jabón de alepo tenga muchas y muy buenas propiedades para el cuidado de la piel problemática.

Se puede utilizar como tratamiento del acné, el exceso de grasa y las infecciones, así como también para los hongos vaginales u hongos de los pies. Es ideal para tratar psoriasis y todo tipo de dermatitis (incluido infantil). También es muy recomendable para problemas capilares, prevenir la caída del cabello, exceso de grasa o la caspa, ya que estos problemas en muchos casos están producidos por una mala circulación sanguínea local o una alteración de la regulación del sebo.

Aplicación: Se puede utilizar como jabón cosmético para uso frecuente, pero también se recomienda utilizarlo como mascarilla sobre todo para casos de pieles con problemas (acné, infecciones, hongos); es decir, puedes aplicarte el jabón (emulsionando con agua), y dejarlo durante 30 minutos aproximadamente. Su olor es fuerte e intenso, pero sus resultados son excelentes.

Como curiosidad os contamos que el jabón de Alepo es marrón por fuera y verde por dentro. Cuanta mayor sea la zona marrón, más tiempo habrá tenido de curación y por lo tanto, mejor será su calidad.

En nuestra ecotienda puedes encontrar auténtico Jabón de Alepo procedente de Siria con un contenido de un 40% en aceite de bayas de laurel y certificado ecológico.

 

Los problemas de la piel que cursan con erupción, irritación, rojez, sequedad, descamación, grietas, inflamación y/o picor, se agrupan en el término dermatológico “dermatitis”.

Hoy en día las alergias se han convertido en un problema grave que afecta cada día a más y más personas desde su nacimiento, tanto, que su aumento en países desarrollados es similar al de la propagación de las epidemias. Más del 25% de la población europea sufre alguna alergia, y se estima que para el 2020 este porcentaje podría duplicarse; el número de afectados por alergias es directamente proporcional a su nivel de desarrollo (mayor desarrollo, mayor número de afectados por alergias).

Las alergias son objeto de multitud de estudios aunque a pesar de ello poco se sabe de por qué se producen y cómo remediarlo, y por ahora parece que solo podemos intentar huir de ellas, reforzar nuestro organismo y aliviar sus síntomas, pero apenas nos llega información de por qué se producen.

¿Qué es la alergia?

La alergia es una reacción del sistema inmunológico de nuestro organismo que reconoce como extraña una sustancia que se denomina alérgeno (o antígeno). Las reacciones pueden ser muy variadas y los alérgenos casi de cualquier tipo. Por ejemplo hay organismos que reconocen como una sustancia extraña a alguna proteína de la leche, los cereales, la soja, o el huevo o los frutos secos; también el polen o gramíneas, la caspa animal, metales, elementos químicos de insectos o medicamentos… y así una larga lista que también aumenta día a día. Las reacciones también son muy variadas, ya que las alergias pueden producir síntomas muy molestos pero leves, como rinitis o dermatitis, o síntomas muy graves como los que producen insuficiencias respiratorias que llevan al shock anafiláctico (reacción exagerada del organismo ante un alérgeno, produce aumento del ritmo cardíaco e insuficiencia respiratoria).

¿Cómo se defiende nuestro cuerpo?

Nuestro sistema inmunológico intenta proteger nuestro organismo del invasor (alérgeno), y para ello produce unos anticuerpos llamados inmunoglobulina E (IgE), específicos para cada alérgeno. Estos anticuerpos estimulan unas células llamadas mastocitos que en ese momento liberan histamina. La histamina contiene sustancias químicas que son las causantes de las reacciones alérgicas. Por eso, los medicamentos que se recomiendan para aliviar los síntomas de las alergias se denominan antihistamínicos (reducen el nivel de histamina en sangre).

¿Por qué nuestro cuerpo reconoce sustancias en principio inocuas como extrañas o nocivas?

La alergia se considera un fallo del sistema inmunológico ya que se 'equivoca' al reconocer como extraña una sustancia que debería ser inofensiva para nuestra salud, por lo que la naturopatía considera que la verdadera causa es que el organismo se encuentra hipersensibilizado por lo que se debe procurar recuperar el equilibrio fundamentalmente.

Los estudios confirman que la tendencia a sufrir alergias es hereditaria, pero en cambio, la mayoría de las alergias surgieron sin predisposición genética; es decir, si tu o tu pareja sufrís alguna alergia, vuestro hijo seguramente la sufra también, pero si tu o tu pareja no tenéis alergia, es probable que tu hijo sufra alguna alergia de igual manera. En cualquier caso se hereda la predisposición a padecer alguna alergia, no una alergia en concreto.

Algunos estudios acusan a la contaminación atmosférica de las alergias y otros estudios muy elaborados señalan a los pesticidas y las alteraciones genéticas de los alimentos como los causantes de las alergias.
Los pesticidas contaminan no solo los alimentos objetos del cultivo, sino también el aire, el agua y la tierra de su entorno. Esto hace que su propagación sea imparable y su 'limpieza' imposible, y por otro lado sus efectos nocivos pueden perdurar por años dependiendo de su composición química. Los pesticidas alteran la composición química natural de los alimentos, y por eso los estudios aseguran que este hecho produciría que nuestro organismo identificase como 'extraño' un alimento cuya composición natural no debería ser perjudicial.

Los alimentos transgénicos también están en el punto de mira de los estudios sobre las alergias. Estos alimentos OGM (organismos genéticamente modificado), han sufrido alteraciones en su cadena genética natural, y en muchos casos, esta cadena genética se altera introduciendo genes de otros seres vegetales o animales, hasta el punto de que se ha llegado a alterar el genoma de la soja introduciendo en su estructura genes procedentes de vacas. Los estudios han demostrado que los elementos alterados genéticamente producen reacciones alérgicas en muchos organismos, ya que el organismo no reconoce la composición de esa sustancia, entre otras reacciones.

¿Qué podemos hacer?

En este caso, lo mejor que podemos hacer a nivel global es exigir que se preste atención a este problema que aumenta cada día y hace de muchas personas enfermas crónicas por unas u otras alergias. La información es un derecho y en muchos casos, la mejor prevención. La manipulación de la información es un delito, por eso estamos en nuestro derecho de exigir información acerca de lo que ingerimos o respiramos. Por otro lado, no debemos olvidar que las alergias generan ingresos millonarios en aumento a diferentes laboratorios químicos y farmacéuticos, para los que se ha convertido en un gran negocio con máxima rentabilidad, ya que no olvidemos que la alergia no tiene cura y requiere tratamiento en muchos casos de por vida. 

A nivel particular, podemos intentar evitar los síntomas de la alergia, sobre todo en la época primaveral, manteniendo limpios a nuestros animales de compañía, sus juguetes y camas, manteniendo nuestra casa limpia de polvo, cerrando las ventanas de casa, utilizando gafas de sol para evitar la irritación de los ojos o mascarillas para evitar la rinitis y el asma.

En cualquier caso, siempre se debe consultar con un especialista cada caso particular ya que existen varios métodos alternativos que que ayudan a lidiar con las alergias e incluso curarlas definitivamente porque una vez que se recupera el equilibrio orgánico el sistema inmune recupera su función y las alergias desaparecen.

>> Algunas fuentes recomendadas: SGAIC (Sociedad gallega de alergología e inmunología clínica), INMUNAL, HealthDay, The Nemours Foundation y SEAIC (Sociedad española de alergología e inmunología clínica).

Elena Cibrián
Naturopatía y nutrición
www.tunaturopata.es

La flor de la caléndula (Caléndula officinalis L.) , también llamada en España y América latina, 'maravilla', es muy llamativa, de un color amarillo, grande y brillante, que tiene la peculiaridad, como los girasoles, de que se abre y gira siguiendo el sol y en la oscuridad se cierra. Florece todos los meses del año, incluso los más fríos, y por eso su nombre, ya que proviene del latín, calendae, palabra utilizada para agrupar los 12 meses del año. En la actualidad, en Italia, se a conoce como 'fiori d'ogni mese', que significa flor de todos los meses.

Llegó a España desde América en la Edad Media, y fue cultivada en los jardines de los monasterios donde se estudiaban sus supuestas propiedades curativas que se le atribuían en América. Entre estas propiedades, se decía que podía curar problemas de visión, limpiaba y cicatrizaba heridas, aliviaba las enfermedades del corazón e incluso curaba la tristeza. Hoy por hoy es muy común encontrarse con esta planta y su flor, ya que crece abundantemente en praderas, parques o jardines y es cultivada masivamente para la producción de cientos de cosméticos y productos específicos sobre todo, para el cuidado de la piel sensible.

Entre sus compuestos activos se encuentran la saponina (que se utiliza para que el jabón haga espuma), flavonoides (antioxidante), esteroides (hormonas sexuales) y mucílago (hacen de conexión y medio de transporte para los principios activos).

En terapias naturales se utilizan sus pétalos de flor. Dado que su sabor es amargo y su olor un poco desagradable, no se suele usar comúnmente en forma de infusión, sino en forma de cremas, aceites o ungüentos.

  • De los estudios realizados sobre las propiedades de esta planta, se puede confirmar que la caléndula tiene efectos curativos frente a irritaciones de la piel, enrojecimiento, infecciones, inflamaciones, picor..., por lo que se suele utilizar para aliviar todo tipo de dermatitis, quemaduras, eccemas, reacciones alérgicas, picaduras y varices o venitas rotas. De hecho es un ingrediente imprescindible en cremas destinadas al tratamiento de las dermatitis, la psoriasis y las irritaciones del pañal en bebés.
    También da muy buenos resultados para el tratamiento de las manchas en la piel producidas por el sol o edad.

También tiene efectos leves sobre la producción de estrógenos, por lo que puede ayudar en casos de problemas de fertilidad causados por bloqueos de las trompas de falopio o quistes ováricos o menstruaciones irregulares. Para estos casos se puede ingerir unas gotas de aceite puro de caléndula disueltas por ejemplo en un zumo de naranja natural.

En la cocina, es un buen sustituto del azafrán, por su sabor y su color.

En nuestra ecotienda encontrás aceite puro de caléndula de cultivo ecológico.

Más artículos

El Guaraná

Hoy por hoy en Brasil es fácil...

Medicina y Terapia ortomolecular

Durante los últimos años mucho...

Luz para la oscuridad

Efectivamente la luz es necesa...

Receta de aromaterapia: aliviar los…

Aplicación: Aplicar mediante f...

Harpagofito para la articulaciones

Desde hace pocos años se ha em...

En nuestra ecotienda:

  • Comprar Drenabe PLUS, para la retención de líquidos
  • Comprar Detox, superalimento
  • Comprar aceite de Ricino para las pestañas
  • Comprar Vitamina C
  • Citrato de Magnesio
  • Comprar Reishi
  • Spirulina
  • Comprar Colageno liquido
  • Comprar Alga Fucus
  • Comprar Arandano Azul

Si te gusta este portal, dale al "me gusta"... ¡gracias!