19 de octubre de 2020 Última actualización 28 de dic, 2018 - 12:36

Aceite de ricino

El aceite de ricino se extrae de la semilla de una planta muy parecida a la higuera, llamada Ricinus communis ('Higuera del diablo'). Sus semillas contienen entre un 50-80% de aceite, que a su vez tiene un alto contenido en ácido ricinoléico con unas excelentes propiedades laxantes y purgantes. El nombre de este aceite en ocasiones es mal traducido ya que su denominación en inglés es castor oil por lo que muchos lo traducen como aceite del castor.

El origen de esta planta es del norte de África. Donde mejor crece es en los lugares donde la sequía sucede a la lluvia llegando hasta casi seis metros de altura; cuando se planta en parques y jardines rara vez supera el metro y medio.

La semilla de esta planta es tóxica, por lo que la extracción del aceite debe realizarse por expertos, mediante un proceso a elevada temperatura. Los restos de semilla que quedan después de extraer el aceite se desecha adecuadamente, ya que 4 gramos de esos restos vegetales podrían matar a un animal mediano como un gato por ejemplo.

El aceite de ricino si se ingiere tiene grandes propiedades laxantes y depurativas y a pesar de su amargo sabor ese ha sido su uso tradicional a lo largo de la historia en  diferentes civilizaciones (en tumbas egipcias se han encontrado semillas de ricino), pero también tiene un alto poder hidratante si se utiliza en usos externos, por lo que se utiliza también en cosmética, para la elaboración de jabones, cremas, mascarillas, barras de labios...

Como otros aceites vegetales, el aceite de ricino tiene propiedades antioxidantes por lo que ayuda a mantener nuestros tejidos sanos y la piel con un aspecto joven.

Tradicionalmente el aceite de ricino era temido por los niños ya que era el remedio que las madres aplicaban a los niños para tratar los típicos empachos y a modo de escarmiento otras tantas veces. Para que los niños aceptasen mejor la ingesta del purgante aparecieron en el mercado algunos sucedáneos, como por el entonces famoso Palmil.

En la Italia de Mussolini y durante la dictadura franquista en España se torturaba a los adversarios políticos del régimen forzando la ingesta de aceite de ricino, provocándoles fuertes vómitos y descomposiciones muy dolorosas.

Entre algunas de sus aplicaciones actuales cabe citar su uso en la fabricación de plásticos, lacas, pinturas… además, se está estudiando su posible aplicación para la elaboración de biocombustible.

Algunos remedios naturales recomiendan este aceite para mantener las pestañas y las uñas fuertes y largas o para desinflamar las ojeras por su acción nutritiva e hidratante

>> Se ha de tener mucha precaución al ingerir el aceite de ricino y consultar con un experto ya que puede producir cólicos, vómitos, diarreas y otros efectos imprevisibles. En ningún caso se debe administrar en niños ni lo han de tomar mujeres embarazadas.

En nuestra ecotienda puedes encontrar aceite de Ricino con aplicador especial para pestañas y ojeras.

Té Negro

Es el mayor representante de los tés fermentados. Aunque todos los tés proceden de la misma planta, para obtener cada tipo, se procesan sus hojas de distinta manera. La fermentación es un proceso por el que se hace pasar al té que consiste en calentarlo a mucha humedad. Este proceso le confiere al té negro un aporte extra de aroma, por eso es el tipo de té más aromático.

Tiene gran cantidad de polifenoles, taninos y flavonoides y es muy rico en minerales (calcio, cinc, fósforo, potasio, aluminio y flúor). También contiene más cantidad de cafeína que el resto de tipos de tés, pero menos que el café.

Los polifenoles son un grupo de sustancias químicas que se encuentran en las plantas (té, cerveza, uvas y vino, aceite de oliva, chocolate, nueces, mate y en menos concentración en el resto de frutas y verduras), tienen propiedades antioxidantes para el organismo e inhiben la liberación de radicales libres que lo dañan (debilitan las defensas), por eso, ayuda a prevenir los problemas degenerativos y la vejez del organismo. 
Los flavonoides (un tipo de polifenol), tienen un reconocido poder anticancerígeno, también tienen efectos cardiotónicos, es decir, relaja los vasos sanguíneos para una mejor circulación sanguínea, evitando la producción de trombos y disminuyen el colesterol y los triglicéridos
Los taninos (son polímeros de flavonoides), tienen propiedades astringentes, analgésicas y antiinflamatorias, por eso el té negro se recomienda en casos de diarrea, inflamaciones estomacales o hemorroides, o para aliviar los dolores producidos por inflamaciones, por ejemeplo, la artritis. Los taninos son los que aportan al té el sabor amargo y también se encuentran en gran concentración en el vino. En pequeñas cantidades, un par de tazas de té al día o un vaso de vino, los taninos son saludables, pero en grandes cantidades, son tóxicos. Otra curiosidad es que cuanto más madura está un vegetal (té, fruta o verdura), más concentración de taninos contiene.

Este tipo de té también tiene la propiedad de evitar las caries y proteger los dientes, por su alto contenido en flúor.

Es muy estimulante
.- Igual que el café, por su alto contenido en cafeína, por eso no es recomendable tomarlo por la noche, o por personas nerviosas o niños, mejor por la mañana o cuando necesitemos un aporte extra de estímulo o excitación. Quizá por eso, la forma más común de tomar el té negro es en su forma Earl Grey, que es una mezcla de té negro y otros aceites esenciales como bergamota (se obtiene del cruce entre la lima y la naranja), y es el té por excelencia para el desayuno y merienda, mejor aún si es preparado en tetera y acompañando unas pastitas.

Te Rojo o Pu-erh

El Pu-erh o té rojo, es denominado también el “té de los emperadores” y el “té quemagrasa”, se cultiva en Yunnan, China, y se reconoce en todo el mundo por su poder depurativo y su poder para reducir la grasa y los niveles de colesterol.

Favorece los procesos metabólicos del organismo y evita problemas en el sistema circulatorio y el corazón.

Se han realizado diversos estudios a cerca del té rojo, y se ha determinado que sus propiedades especiales se deben a unos microorganismos que participan en su laboriosa y tradicional doble fermentación que lo preparan para su consumo y por su alto contenido en yodo.

Para que sus propiedades sean efectivas, se han de tomar al menos 3 tazas de este té al día, haciéndolo así, el organismo disminuirá sus niveles de colesterol y triglicéridos y mejorará la circulación sanguínea.

Por sus niveles de teína, este té también estimula el sistema nervioso, por lo que es recomendable evitar tomarlo antes de ir a dormir.

Te Verde

El te verde, Ping-cha o té de plata, es el más consumido en el mundo. En China, Japón e India lo consumen a diario.

Proviene de la misma planta que el resto de tés, pero su forma de elaboración es distinta ya que en este caso sus hojas (hojas y partes tiernas del tallo) son secadas por vapor o calentadas para conservar sus propiedades.

Del peso de una hoja seca, un 30% son polifenoles. Los polifenoles son el conjunto químico de principios activos de una planta. Entre sus propiedades destaca su gran poder antioxidante por sus ingredientes activos, flavonas, isoflavonas, flavonoides, catequinas y taninas. Esta composición química y su gran concentración en las hojas, hace que el té verde sea un gran aliado contra las enfermedades degenerativas, más incluso que las vitaminas E y C, que también tienen gran poder antioxidante, o lo que es lo mismo, previene el envejecimiento celular y reduce la cantidad de radicales libres del organismo. Por todo esto el té verde es reconocido y estudiado como un gran aliado en la prevención del cancer.

También tiene un gran poder bactericida y depurativo, por lo que ayuda a prevenir y a curar diferentes infecciones estomacales o bucales (caries, mal aliento...). Por su acción deurética, evita la formación de cálculos y favorece las funciones del sistema linfático y circulatorio, por esta misma propiedad, el té verde es conocido como “el té adelgazante”, ya que si la circulación y el sistema linfático funcionan mejor, los órganos funcionan mejor y se evitan las retenciones de líquidos, coágulos o atrofias, es decir, si los órganos están oxigenados (gracias al riego sanguíneo) y el sistema de eliminación de resíduos funciona bien (sistema linfático), el organismo almacenará menos toxinas y se mantendrá más limpio.

El té verde contiene teína. La teína, igual que la cafeína en el café, producen adicción ya que es un estimulante del sistema nervioso central y bulbar, por lo que ayuda a mantener la mente despierta, mejora el ánimo y aumenta el rendimiento muscular, por lo que disminuye la sensación de cansancio.

La cola de caballo (Equisetum arvense), también se conoce como cola de mula, yunquillo o aspreta. Crece en terrenos húmedos o zonas con aguas estancadas como los juncos.
No tiene flores y su tallo puede medir hasta 80 centímetros, son huecos y con nudos, como las cañas. De la cola de caballo se utiliza comunmente los tallos, de los que se extraen los flavonoides y las sales de potasio que justifican su acción diurética.

Es una planta muy rica en sales minerales, sobre todo en silicio y cloruro de potasio.

Se utiliza desde hace siglos por su poder curativo, ya que es una de las plantas más versátiles y con mejores propiedades para nuestra salud.

La cola de caballo tiene multitud de propiedades beneficiosas para nuestro organismo, pero entre ellas destaca su gran acción diurética y por esto se utiliza comunmente para paliar o prevenir la retención de líquidos, por ejemplo en periodos menstruales o premenstruales, o durante dietas de adelgazamiento (ayuda a combatir la celulitis entre otras cosas) o dietas de desintoxicación.

Tiene un alto poder depurativo y favorece considerablemente la función del sistema linfático, por lo que se utiliza también en afecciones como gota, artritis, cálculos renales, infecciones urinarias u obesidad.

Por su alto contenido en mineral (remineralizante) uele utilizarse en cosmética anticelulítica, antiarrugas y en productos que favorecen el crecimiento del pelo y de las uñas, así como en el tratamiento de articulaciones, tejido conjuntivo o cartílago.

En España también se autoriza el uso de esta planta como remineralizante en periodos de crecimiento, ya que entre otras cosas ayuda en los problemas de carencia de calcio, esto es porque contiene siliconas en una forma de fácil absorción y por eso, mejora la utilización del calcio en nuestro organismo, fortalece los huesos y favorece la fabricación del colágeno. Por la abundancia de taninos, la cola de caballo es también astringente (antidiarréico, hemostático por vasocontricción local, cicatrizante).

Una aplicación poco conocida de la cola de caballo es su utilización como "pesticida" en los cultivos ecológicos, realizando una maceración de cola de caballo (1/2 kilo de planta recién cortada por 1 litro de agua) dejándola reposar durante 5 días, y después de añadirle otros 10 litros de agua regar todas nuestras plantas con la mezcla. Así conseguiremos mantener las plantas libres de pulgón, hongos y además remineralizarlas ayudando a su crecimiento.

>> En nuestra tienda online puedes encontrar tintura de Cola de Caballo de producción ecológica.

 

Más artículos

Niños, salchichas, yogures y pan de…

Cada vez es más común que los ...

Mascarilla facial revitalizante

Aplicación: aplicar sobre la p...

Aliviar y prevenir el dolor de cabe…

El dolor de cabeza es uno de l...

Receta de aromaterapia: tónico astr…

Aplicación: aplicar directamen...

El Olivo: paz, victoria y protecció…

Podemos encontrar referencias ...

En nuestra ecotienda:

  • Comprar Drenabe PLUS, para la retención de líquidos
  • Comprar Detox, superalimento
  • Comprar aceite de Ricino para las pestañas
  • Comprar Vitamina C
  • Citrato de Magnesio
  • Comprar Reishi
  • Spirulina
  • Comprar Colageno liquido
  • Comprar Alga Fucus
  • Comprar Arandano Azul

Si te gusta este portal, dale al "me gusta"... ¡gracias!