30 de noviembre de 2020 Última actualización 27 de nov, 2020 - 16:22

Metabolismo lento o rápido, metabolismo basal, metabolismo que nos hace engordar, adelgazar, crecer, soñar o tiritar... Vamos a descubrir en qué consiste el metabolismo y por qué tiene relación con las dietas de adelgazamiento entre otras cosas.

¿Qué es el metabolismo?

El metabolismo es el conjunto de reacciones químicas vitales y complejas de nuestro organismo, mediante las que se consume o se genera energía. Son reacciones a nivel celular mediante las que se transforman los nutrientes obtenidos de los alimentos en el “combustible” necesario para que tengan lugar otras reacciones químicas.

La edad es un factor muy importante en el metabolismo, ya que disminuye a lo largo de la vida, es decir, un recién nacido consume el doble de energía que un anciano. El sistema endocrino es el encargado de segregar las hormonas que controlan las reacciones químicas del metabolismo, por eso una alteración en la secreciónde ciertas hormonas puede hacer que nuestro metabolismo no funcione correctamente (hiper/hipo-tiroidismo).

Calorías y ATP

El ATP (Adenosín-trifosfato) es el nombre que se da a ese “combustible” o energía química necesaria para que tengan lugar todas las reacciones celulares de nuestro organismo, y el ATP se genera gracias a las calorías (1Kcal = 1000 calorías) que ingerimos de los alimentos.

Esta energía (ATP) es la base de nuestra vida, ya que hace posible que movamos nuestros músculos, que circule nuestra sangre y obtengamos calor, además de ser la responsable de la formación de nuevas células.

Las calorías que nuestro organismo no necesita consumir para generar ATP, se almacenan en forma de grasa corporal.

Catabolismo y Anabolismo

El metabolismo se divide en dos procesos incesantes:

Catabolismo: es la reacción química que tiene como finalidad degradar y descomponer los nutrientes (grasas, hidratos de carbono y proteínas) para obtener energía. Mediante la digestión se producen reacciones catabólicas gracias a las enzimas. Esta degradación produce sustancias de desecho que son eliminados gracias a nuestra piel, los riñones o los intestinos. El catabolismo produce ATP.

Anabolismo: es la reacción mediante la cual se forman nuevas células y moléculas complejas a partir de otras simples. Por ejemplo el anabolismo se encarga de crear proteínas o grasas útiles para nuestro organismo (a partir de grasas o proteínas obtenidas de los alimentos). Esta reacción consume ATP.

 

Dietas de adelgazamiento y metabolismo

Es muy común relacionar el metabolismo con nuestra alimentación y con nuestro peso corporal, y es que en realidad tiene mucho que ver. Tal y como hemos explicado anteriormente, la “energía” (calorías) que no consumimos será almacenada por nuestro organismo, por lo que entonces es muy interesante conocer cuánta energía consume nuestro cuerpo para así saber cuánta “energía” necesitamos ingerir y esa es realmente la pregunta del millón...

Cada organismo consume una cantidad de energía para los mismos procesos, al igual que cada modelo de coche tiene un consumo diferente, por ejemplo y siguiendo con la metáfora, unos modelos de coche consumen 3 litros cada 100 kilómetros y otros consumen hasta 5 litros para los mismos 100 kilómetros. Este consumo energético en el organismo humano se valora mediante el metabolismo basal, que es la cantidad de energía consumida por una persona en estado de reposo, es decir, la energía mínima necesaria para que lata nuestro corazón, para realizar la digestión o mantener nuestra temperatura.

Cuando una persona en reposo, consume muy poca energía se dice que tiene un metabolismo (basal) lento, y será entonces una persona con más tendencia a engordar. Por el contrario, cuando el organismo de una persona en reposo consume mucha energía, se dice que tiene un metabolismo (basal) rápido, y suelen ser personas delgadas independientemente de su dieta.

Existe una fórmula basada en datos genéricos (no tiene en cuenta peculiaridades) que nos ayuda a calcular nuestro metabolismo basal:

  • Hombres: 1 x (peso en kilos) x 24 (horas) = kcal. consumidas al día en reposo
  • Mujeres: 0,9 x (peso en kilos) x 24 (horas) = kcal. consumidas al día en reposo

Realizar deporte habitualmente influye considerablemente en el metabolismo, ya que si en estado de reposo un cuerpo consume por ejemplo 2000 kcal., realizando 1 hora de deporte, además de la actividad cotidiana, consumirá hasta 7000 kcal.

¿Por qué nos cuesta tanto adelgazar?

A pesar de la importancia de nuestro metabolismo basal, la culpa de los desórdenes en nuestro peso corporal suele ser producto de un desequilibrio entre la cantidad y calidad de alimento que ingerimos y la energía que gastamos. Según las cifras oficiales una persona de un país “desarrollado” gasta hasta 500 kcal menos al día que hace 50 años e ingiere aproximadamente 1000 kcal. más al día..., así que parece que se lo ponemos realmente difícil a nuestro metabolismo, ya que en general ingerimos mucha más cantidad de calorías de las que quemamos.

También debemos tener en cuenta que nuestro organismo tiende a adaptarse a las situaciones de crisis, por eso cuando realizamos una dieta severa, el cuerpo entiende que ha de ralentizar su gasto energético y almacenar más reservas en forma de grasa, y este es uno de los principales motivos por los que fracasan la gran mayoría de las dietas y se produce el 'efecto rebote'. Para evitar este efecto rebote o yo-yo, lo mejor es llevar una dieta sana y variada continua, como forma de vida. En caso de realizar una dieta puntual, es recomendable realizar algún exceso de vez en cuando; por ejemplo si de lunes a viernes cuidamos nuestra dieta baja en grasa y azúcar, el fin de semana es un buen momento para saltarse la dieta y darse algún que otro capricho.

Además, hay que tener en cuenta que la calidad de los alimentos de producción industrial no es la más adecuada. A parte de llevar una dieta rica en grasa animal y muy pobre en alimentos vegetales crudos (frutas y verduras), hoy en día se consume una gran cantidad de azúcar blanco refinado, presente casi en cualquier alimento procesado industrialmente, y no hay que olvidar que esta sustancia es en parte una de las responsables del problema de obesidad actual. Si prestas atención a los ingredientes de cada producto que compras en el supermercado observarás que incluso los que menos sospechas llevan azúcar, fructosa o edulcorantes artificiales, y los que no, llevan conservantes, antioxidantes, colorantes, además de residuos tóxicos procedentes de pesticidas y fertilizantes químicos. Aunque algunos de estos productos son inocuos, intervienen alterando los efectos de otras sustancias que si tienen valor nutricional.

Existen numerosos factores que afectan a nuestro peso corporal, entre ellos el metabolismo, la alimentación, los hábitos, la genética, el sexo, la edad, las horas de sueño, la salud de los órganos vitales y el sistema endocrino... y todos se deberían tener en cuenta a la hora de realizar una dieta de adelgazamiento. En general existen unos valores generales que debemos conocer para una buena nutrición, unos alimentos a evitar ya que son perjudiciales para la salud y el organismos  y unas recomendaciones precisas de cómo combinar los alimentos para digerirlos mejor, pero no existen secretos o soluciones rápidas aplicables a todas las personas por igual.

El sentido común, un organismo fuerte y sano, una dieta vegetal libre de grasa en exceso, azúcar refinada, sal y alcohol y una vida activa son los principales ingredientes para mantener un peso corporal saludable.

Sirope de Arce

Seguro que en algún momento alguien te ha recomendado la “dieta del sirope de arce” para depurarte, aliviar el estreñimiento o adelgazar, verdad? Por si estás pensando iniciar una de estas dietas, vamos a analizar las cualidades del sirope para que juzgues por ti mismo su potencial.

El arce rojo (porque sus hojas se tornan rojas en otoño) o arce de azúcar (por su dulce savia) es un árbol que puede alcanzar los 30 metros de altura, originario de norteamérica, Canadá o zonas frías de Europa. Se cultiva sobre todo en Canadá, donde elaboran un jarabe con su savia y utilizan su madera muy preciada para la fabricación de muebles o instrumentos musicales. Las hojas del arce son las “hojas típicas” que se utilizan para muchas representaciones gráficas, además son el símbolo de Canadá, tanto es así que aparece una hoja de arce en su bandera.

¿Qué es la savia?

La savia es una mezcla de agua y sales minerales que son absorvidos por la raíz y ascienden repartiendose hasta la última hoja del árbol, donde con la ayuda de la fotosíntesis (agua y dióxido de carbono que producen oxígeno y nutrientes), se convierte en savia elaborada que nutre, sostiene y protege al árbol. Al igual que la sangre es vital para nosotros, la savia lo es para los vegetales. La savia del arce contiene gran cantidad de azúcar, agua, vitaminas (B y A) y sales minerales como magnesio, sodio, potasio o calcio. Por su composición es un excelente edulcorante, y de hecho, se consume en muchas zonas de América, Canadá o Centro Europa como jarabe para realizar postres, tomar con tostadas o para endulzar bebidas. La savia se extre mediante unos tubos que se insertan en los árboles, mediante un corte en su corteza. Después la savia se hierve para que se evapore la mayor cantidad posible de agua y queden concentrados el resto de sus nutrientes, lo que implica que se necesitan aproximandamente 10 litros de savia para producir 1 vaso de jarabe o sirope.

Jarabe o Sirope de Arce

En los últimos años se ha puesto muy de moda para realizar ayunos o semiayunos con fines adelgazantes o depurativos. El sirope de arce de mejor calidad es el de grado C. Los grados del sirope se corresponden con la edad de la savia que se ha usado para su elaboración. Es decir, la savia más joven tiene un color más claro amarillento y contiene menos nutrientes pero es más dulce, la savia de grado C está más “madura” por lo que contiene más nutrientes y a la vez tiene un color marrón más oscuro y un sabor más amargo.

Dieta del Sirope de Arce

Los ayunos que se realizan con el jarabe de arce se realizan tomando como sustitución de la comida una mezcla a base de agua, sirope de savia de arce, a veces sirope de savia de palma, zumo de limón e infusiones depurativas (a base de vid roja, diente de león o cola de caballo).
La receta del preparado a base de sirope de arce es:

    • 2 litros de agua
    • 12 ó 14 cucharadas de sirope de arce
    • 3 ó 4 limones (el zumo natural y recién exprimido)

Durante el periodo de ayuno que no debería superar los 7 días, no se debe ingerir ningún otro alimento a excepción de 6 a 10 vasos (dependiendo del tamaño del vaso) de preparado al día y cada 3 horas aproximandamente acompañar la dieta de una infusión depurativa. Al menos una semana antes de el ayuno, y una semana despues es aconsejable realizar una dieta suave, eliminando la carne, el café, el alcohol y tomando mucha verdura, fruta fresca, caldos y cereales. También se suelen realizar semiayunos, muy recomendables para reducir volumen o peso de forma más gradual. Con el mismo preparado que hemos indicado anteriormente (agua, sirope y limón), se pueden sustituir las cenas por ejemplo, durante 15 o 30 días.

Distintas opiniones

Como en tantos otros temas, existen 2 opiniones contrarias en torno a la dieta del sirope de arce, y ambas provienen de nutricionistas y dietistas expertos. Para algunos nutricionistas, que de base están en contra de la realización de ayunos, la dieta del sirope de arce no tiene ninguna base científica, y no otorgan ningún valor nutricional al sirope más allá de su uso como edulcorante como podría ser el azúcar moreno. Sin embargo para otros nutricionistas, a favor de los ayunos para mantener la salud y vitalidad del organismo, el sirope de arce es un excelente recurso ya que durante ese periodo de ayuno, el cuerpo elimina toxinas, se limpia, y reduce considerablemente la acumulación de líquidos y volumen, a la vez que estabiliza los niveles de colesterol; y gracias al sirope de arce, durante esos días no se siente hambre ni debilidad y el cuerpo obtiene los nutrientes necesarios para mantener el tono vital.

En lo que están de acuerdo ambas partes es que en ningún caso deberán realizar ayunos las personas enfermas o que se encuentren tomando un tratamiento farmacológico, embarazadas o diabéticos.

El sirope de arce es otro de los excelentes regalos de la naturaleza para endulzarnos la vida. Tanto niños como mayores pueden disfrutar de su dulzor sin que olvidemos que es un alimento, no un medicamento. Cada organismo es diferente, por lo que el sirope de arce como cualquier otro alimento deberá ser utilizado con responabilidad y escuchando siempre lo que nos dicta nuestro cuerpo.

>> En nuestro herbolario online puedes comprar sirope de arce canadiense de grado C.

La dulce Estevia

Como a nadie le amarga un dulce, en esta ocasión os informamos acerca de la Stevia rebaudiana, una dulce planta tropical que no deja de incrementar su popularidad y su consumo día a día, ya que cada vez es más la información que recibimos acerca de los peligros del consumo de azúcar blanco refinado y las inmejorables cualidades de este edulcorante natural.

La estevia es una planta que proviene de Paraguay donde los indígenas guaraníes y sus habitantes vecinos la consumían habitualmente no sólo para endulzar, si no para aliviar problemas diuréticos, para curar heridas, como antiinflamatorio, bactericida y como hipotensor.

A mediados del siglo XX la estevia comenzó a consumirse en Japón, donde desde hace más de 20 años es el edulcorante común, y ha desbancado por completo al azúcar y otros edulcorantes artificiales. Desde Japón se extendió rápidamente por toda Asia, y hoy por hoy se cultiva y consume en gran cantidad en China, Tailandia e India.

  • La estevia es hasta 300 veces más dulce que el azúcar de caña, pero lo más importante es que los glucósidos que componen la hoja de la estevia, no son metabolizables por nuestro organismo, es decir, que nuestro cuerpo no obtiene calorías de su consumo, no incrementa el nivel de glucosa en sangre, y por lo tanto no estimula la secreción de insulina.

Es decir, no produce ninguno de los problemas que produce el azúcar blanco, si no todo lo contrario, ya que además de sus propiedades antes mencionadas, la estevia reduce el nivel de glucosa en sangre.

Existen multitud de estudios, por ejemplo el estudio del biólogo suizo Moisés Bertoni (su descubridor), el del químico Karl Dietrich, el del Departamento de Endocrinología y Metabolismodeel Hospital Universitario de Dinamarca, el de las FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), el del profesor Yasukawa (facultad de Nihon, Japón), estudios de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Bangkok (Tailandia) y de la OMS, y todos ellos confirman que las personas diabéticas de tipo I y II pueden consumir estevia. Así mismo, se han obtenidos resultados positivos utilizando estevia en tratamientos de la obesidad y el sobrepeso ya que su consumo no aporta ninguna caloría, y además reduce los niveles de glucosa del organismo, es decir que además de no engordar, adelgaza, y lo mejor de todo es que lo hace de forma natural e inofensiva.

También se han estudiado el resto de sus propiedades beneficiosas para la salud, destacando sobre todo sus propiedades beneficiosas para los problemas inflamatorios o infecciosos de la piel, así como su poder antifúngico, en concreto ante el hongo que produce la candidiasis.

Según los estudios se destaca también un alto contenido en flavonoides (tienen un reconocido poder anticancerígeno, también tienen efectos cardiotónicos, es decir, relaja los vasos sanguíneos para una mejor circulación sanguínea, evitando la producción de trombos y disminuyen el colesterol y los triglicéridos), por lo que es un antioxidante tan poderoso como el té verde.

Aunque la estevia nos llega con retraso, y sobre todo en España que hoy por hoy es muy raro encontrar esta planta o incluso oir hablar de ella, lo importante es que cada vez existen más puntos de venta y más información acerca de los graves problemas que trae consigo el consumo indiscriminado que hacemos de azúcar blanco.

Revisión 2015: La legislación actual no reconoce la estevia como planta alimentaria y solo se permite su venta como planta ornamental. En cambio contrastando con esto si que se permite la venta de pastillas edulcorantes con estevia, formato líquido o polvo edulcorante con estevia después de procesarla químicamente y en una concentración química.

¿Quién no ha jugado con un “molinillo” en el campo de niño?. Esta planta tan abundante en nuestros campos tiene también muchas propiedades medicinales, ha sido utilizada desde hace cientos de años para curar afecciones del hígado y el bazo, tanto es así que se le atribuían poderes mágicos, por eso en la edad media existía un dicho: “si una persona se frota a si misma con un diente de león será bienvenido en todas partes y obtendrá lo que desee”.

Lo que hoy conocemos como una 'mala hierba', en realidad es una excelente planta medicinal. Su nombre es Diente de León (Taraxacum officinale) 'taraxacum' deriva de 2 palabras griegas: taraxos, que significa desorden y akos, que significa remedio, y es que en la Antigua Grecia, se utilizaba esta planta para curar todo tipo de desórdenes del organismo, ya que tiene excelentes cualidades depurativas y diuréticas.

También tiene una notable tradición gastronómica, ya que en Inglaterra se elaboraba una cerveza de diente de león y su raíz ha sido utilizado en diferentes tramos de la historia para hacer un sustituto de café ya que tiene un sabor muy parecido pero con mejores efectos para el organismo. El aceite de diente de león o la infusión de diente de león, se utiliza para blanquear y purificar la piel, ya que ayuda a eliminar las manchas producidas por el sol, el envejecimiento o los cambios hormonales.   También para esta utilidad, se puede aplicar la hoja fresca de diente de león directamente en la piel o realizar un aceite de diente de león: se mezclan hojas de diente de león con aceite de ricino, se cuece y se deja reposar y enfriar. Posteriormente este aceite estará listo para aplicar sobre las manchas y lunares durante varios días.

Pero sobre todo, por su composición química activa (rica en taninos, resina, esteroles, amargos, vitaminas A y C) destaca su poder diurético y depurativo por lo que reduce la retención de líquidos y se recomienda su utilización en dietas de adelgazamiento para reducir peso, eliminar toxinas y depurar el organismo. Para este fin, se puede tomar tanto en infusión como sus hojas desecadas directamente en ensaladas.

>> En nuestra tienda online puedes encontrar tintura de Diente de león de producción ecológica diente de león granel.

Más artículos

El Reishi

Es uno de los hongos más utili...

El Clavo de olor

El clavero o clavo (Eugenia Ca...

Aceite esencial de eucalipto

En casos de asma, catarro, sin...

Historia de la Cromoterapia

La cromoterapia es una terapia...

Turismo sostenible, la forma más in…

Hemos tenido la suerte de cono...

Si te gusta este portal, dale al "me gusta"... ¡gracias!